Tras la brutal tormenta, Madrid vuelve a la normalidad pero se mantiene alerta

Una feroz tormenta de lluvia y granizo afectó al este de Madrid
Una feroz tormenta de lluvia y granizo afectó al este de Madrid Fuente: Reuters
Silvia Pisani
(0)
27 de agosto de 2019  • 11:29

MADRID.- Autos apilados, calles cortadas, contenedores de basura que se desplazaron sin control, retrasos en el transporte, un barrial en el que se acumulan mercaderías de todo tipo echadas a perder. Todo eso dejó la brutal tormenta en la comunidad de Madrid que, poco a poco, retoma la normalidad.

Para muchos madrileños, lo sucedido es una fuerte señal psicológica del fin de las vacaciones. A partir de la semana que viene la región -y buena parte del país- retoma la rutina habitual. De alguna manera, la brutal tormenta vino a subrayar con fuerza ese momento del año.

"Yo aún no me puedo creer lo que pasó", dijo por TV la propietaria de una tienda de ropa de Arganda del Rey, un municipio al este de la Comunidad de Madrid, que resultó de los más afectados por la tormenta. Su negocio de ropa y regalos era un revoltijo de mercadería echada a perder.

"Hemos sacado palas de granizo de la vereda y junto con ellas, bolsos y vestidos que se arruinaron", dijo.

Los efectos del temporal en Arganda del Rey, Madrid

00:34
Video

El torrente de agua acumulada en la calle y que no llegaba a desagotar por las bocas de tormenta entró de llenó en el local.

El paisaje era similar en el barrio. Más abajo, en la misma calle, se veían dos autos empotrados uno en el otro. "Los llevó el torrente. No hubo forma de evitarlo" dijo otro de los vecinos.

Sorprendidos en ruta

Denominado "gota fría", muchos vecinos lo definieron como un auténtico tornado. La lluvia fue torrencial y los efectos más devastadores, bastante localizados: sobre todo, en la zonas sur y este de la comunidad.

En Arganda llegaron a caer 46,6 litros de agua por metro cuadrado
En Arganda llegaron a caer 46,6 litros de agua por metro cuadrado Fuente: Reuters

Lo más llamativo fue lo inesperado de la virulencia. A muchos automovilistas la caída de granizo y la intensa lluvia sorprendió a muchos automovilistas en plena ruta. Los limpiaparabrisas no daban abasto y la visibilidad bajó a pocos metros.

El gobierno recién constituido de la conservadora Isabel Díaz Ayuso disparó "alerta por riesgo importante" y se dirigió por las redes sociales a los vecinos parea pedir "mucha prudencia" en los desplazamientos.

La funcionaria se mantuvo en contacto con los alcaldes de los municipios que con más virulencia sufrieron el meteoro para coordinar eventuales ayudas.

"En pocos minutos el agua nos llegó a las rodillas", decía, incrédulo, el dueño de un garaje en la localidad de Valdemoro. "Fue un caos, no sabíamos qué hacer ni cómo ayudar a los vecinos más necesitados", añadió.

Tras el temporal, hay un pedido de permanecer atentos a la información meteorológica
Tras el temporal, hay un pedido de permanecer atentos a la información meteorológica Fuente: Reuters

En Ávila, a 80 kilómetros de esta ciudad, el paisaje era de catástrofe: en algunas viviendas el agua superó los dos metros. El alcalde pide emergencia. Hubo desprendimientos de tierra y pérdida de animales de ganadería.

Con el sol brillando y una temperatura de 21 grados, Madrid ofrece hoy mucho mejor cara bajo un cielo luminoso que nada tiene que ver con el encabritado de las últimas horas. Bomberos y personal de seguridad trabajan en varias zonas restableciendo la normalidad en áreas afectadas.

Sin heridos

Pese a lo brutal del meteoro no hubo heridos. Sí importantes daños materiales. Los problemas afectaron especialmente al transporte público.

Cinco líneas del extendido subterráneo madrileño y otras de trenes suburbanos tuvieron suspensiones parciales. También se retrasaron vuelos y algunos fueron incluso desviados. Pero poco a poco todo se va restableciendo.

El presidente Pedro Sánchez envió un mensaje por Twitter para expresar su "solidaridad" con "quienes sufren las consecuencias" del meteoro.

Expertos en meteorología destacaron las características focalizadas de la tromba. Mientras en áreas de la vasta comunidad madrileña el cielo parecía venirse abajo, para otros, sobre todo, en la zona céntrica, la lluvia intensa pasó como la de una tormenta más.

Según la información oficial, el municipio de Arganda fue el más afectado. Llegaron a caer 46,6 litros de agua por metro cuadrado. En zonas céntricas de la capital el fenómeno fue bastante menos virulento. La marca fue de 30 litros por metro cuadrados que, con ser de notable intensidad, no llegó a causar estragos ni sembrar el caos.

De todas formas, hay un pedido de permanecer atentos a la información meteorológica. Sobre todo, para conductores y para quienes estén pendientes de alguna actividad deportiva.

Por caso, la vuelta ciclista de Valencia, en la zona sur del país, tiene previsto un "recorrido B" alternativo, en el caso de que la tormenta que se desplaza hacia esa zona afecte los planes originales de travesía para los numerosos ciclistas que participan en la prueba.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.