Tras el atentado frustrado, Obama pidió revisar las políticas de seguridad aérea

El presidente estadounidense reclamó controlar los procedimientos utilizados para identificar a posibles terroristas; demoras en Londres por la intensificación de medidas en los vuelos a Estados Unidos
(0)
27 de diciembre de 2009  • 14:44

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó esta mañana revisar los procedimientos de seguridad usados en los últimos años para identificar potenciales terroristas e impedirles subir a bordo de aviones hacia o desde el país, informó el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Esta revisión afectará al modo de elaborar las listas de vigilancia y las subdivisiones en función del riesgo de amenaza de los potenciales sospechosos, explicó Gibbs.

En tanto, Gibbs subrayó que Obama quiere saber cómo alguien que llevaba consigo una sustancia explosiva pudo subir a bordo de un avión comercial con destino a Estados Unidos sin haber sido interceptado por ningún sistema de seguridad en tierra.

Pese al proceso de revisión en marcha, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, dijo hoy a la cadena de televisión ABC que los investigadores no tenían información suficiente para impedir que el joven nigeriano volase y señaló que el sistema funcionó como debería.

Intento frustrado. Hace dos días, un estudiante nigeriano de 23 años, Abdul Faruk Abdulmutallab, hijo de un ex prominente banquero, intentó hacer estallar un avión procedente de Amsterdam mientras el aparato se preparaba a aterrizar en Detroit. El atentado fallido provocó alerta en el mundo y un aumento de los controles en los aeropuertos.

El padre, ex presidente del First Bank PLC de Nigeria, había alertado hace unos meses a la embajada de Estados Unidos en el país africano del peligro que el joven se hubiese contagiado de ideas extremistas.

La alerta fue transmitida de la sede diplomática al Centro nacional contra el terrorismo y el nombre del joven incluido en una lista de personas sospechosas.

Abdulmutallab, sin embargo, no fue considerado tan peligroso como para merecer también su inclusión en otra lista, en este caso de personas no admisibles a bordo de aviones, o para anulársele la visa para viajar a Estados Unidos que le había dado la embajada en Londres en junio de 2008.

Más controles. Las autoridades británicas reforzaron las medidas de seguridad en los aeropuertos del país, en particular en los vuelos que parten hacia Estados Unidos.

Las medidas, adoptadas de mutuo acuerdo con las autoridades norteamericanas, prevén entre otras cosas que cada pasajero pueda llevar a bordo un máximo de un bolso de mano.

Además, durante el vuelo, en la última hora antes del aterrizaje, está prohibido desde ahora dejar el asiento.

El ministro de Transportes británico, Lord Andrew Adonis, admitió que las medidas adoptadas "traerán retrasos en los vuelos, pero los pasajeros sabrán entender".

Esta mañana, los primeros vuelos desde el aeropuerto de Heathrow (Londres) partieron con unos 45 minutos de demoras.

Agencias ANSA y EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.