Your browser does not support javascript

Cuatro muertos en la torre de telecomunicaciones. Tras el incendio, Putin admitió ayer que Rusia está "en ruinas"