Temen más destrozos en la región. Tras el paso de Charley, otra tormenta amenaza al Caribe