El ajuste en España. Tras la huelga, mas presión sobre Rajoy