Tras su aplastante triunfo, López Obrador da garantías de no caer en el populismo