Tras vencer al chavismo, aparecen fisuras en la oposición

El sector moderado que lidera Capriles se cruzó con el radical, de López,por las estrategias pasadas y futuras
Daniel Lozano
(0)
28 de diciembre de 2015  

Henrique Capriles, durante un encuentro con medios internacionales, en Caracas
Henrique Capriles, durante un encuentro con medios internacionales, en Caracas Fuente: Archivo - Crédito: Federico Parra / AFP

CARACAS.- Las aguas bajan revueltas en la oposición cuando sólo faltan ocho días en la cuenta atrás para el día en que una nueva mayoría tomará posesión de la Asamblea Nacional tras 17 años de hegemonía chavista.

La alianza multicolor ha aireado de nuevo las diferencias entre moderados y radicales, lo que supone el primer gran respiro para el chavismo en las últimas semanas.

Un encontronazo en el fondo y en las formas: se evidencia una vez más la distancia entre el gobernador Henrique Capriles y el prisionero político Leopoldo López no sólo en el liderazgo, sino también en las estrategias pasadas y futuras. Turbulencias que no ponen en peligro a la unidad democrática. De momento.

"Yo no quiero llover sobre mojado, pero a «la salida» hay que incluirla en los grandes fracasos nacionales...", dijo Capriles, en alusión a las protestas antigubernamentales de 2014 convocadas por López, el alcalde Antonio Ledezma y la conservadora María Corina Machado.

"Ahora hay una política que triunfó [acudir a las urnas en busca de una mayoría] y hay que seguir fortaleciéndola. Aquí no hay espacio para «la salida» segunda parte si pretendes mantener la unidad. A quien quiera eso le saldremos al frente con firmeza", agregó. La entrevista concedida por Capriles a Tal Cual, el semanario de Teodoro Petkoff, provocó el inicio de las hostilidades, pese a que no era la primera vez que realizaba tales consideraciones.

Lo que ha dado envergadura a la riña es quién respondió a Capriles: el padre de Leopoldo López. "Entre los fracasos nacionales le doy gracias a que él es sólo el gobernador del estado que disminuyó nuestros votos y no un nuevo y valiente diputado", escribió López Gil en redes sociales. En Miranda, el segundo estado en cantidad de población del país, al que pertenecen varios de los municipios que integran Caracas, la MUD obtuvo el 6-D casi el 59% de los votos, frente al 38,45% de los chavistas.

López, criticado por parte de la oposición por aparecer junto al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en un mitin del Partido Popular días antes del 20-D, fue más allá. "Con las declaraciones de Capriles me queda claro que si representa el pensamiento de Primero Justicia Henry Ramos debe presidir la Asamblea", dijo.

Y es que otra de las pulseadas en el seno de la oposición es el nombre de quién será presidente del Parlamento. Julio Borges, coordinador de la centrista Primero Justicia (partido de Capriles y el que cuenta con más diputados, 33), se ha quedado en soledad frente al secretario general de la socialdemócrata Acción Democrática (AD), que se ha ganado incluso el apoyo de Voluntad Popular, el partido de López. A ellos se ha sumado Un Nuevo Tiempo, tercera fuerza opositora en número de diputados, cuyo líder es Manuel Rosales, también entre rejas desde que volvió de su exilio, en octubre pasado.

"¿Acaso hay peor error histórico que haber ganado una elección y dejársela robar? ¿Hay algo peor que eso, Henrique Capriles?", disparó Carlos Vecchio, mano derecha de López, desde su exilio en Estados Unidos. Uno de los grandes reproches de los radicales contra Capriles es no haberse lanzado a las calles tras las elecciones presidenciales de 2013, que consideran fraudulentas.

Todo lo contrario piensan los moderados en la oposición, que acusan a los "salidistas" de haber repudiado la vía electoralista y de sólo volver a ella cuando las protestas murieron en la calle. El propio gobernador de Miranda se ufanó en una entrevista concedida a LA NACION de haber evitado una guerra civil en 2013, al suspender la manifestación prevista tras conocerse su derrota ante Nicolás Maduro por sólo 200.000 votos.

Múltiples fueron las voces que se alzaron tras el encontronazo, la mayoría para poner paños fríos. "Ante los retos de lo urgente y lo importante deben dar un paso al costado las aspiraciones particulares y los proyectos grupales. Sin la Unidad será imposible vencer la crisis urgente en 2016", medió Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD.

"Lo peor es hacer de la oposición una lavadora de trapos sucios. Si quieren pelear, háganlo por liberar a los presos políticos", apostó Mitzy Capriles, la mujer del alcalde Antonio Ledezma, que se mantiene en arresto domiciliario en espera de juicio. Precisamente fue Ledezma quien desde dentro de "la salida" ejerció de "pegamento" entre los dos grandes grupos para evitar la ruptura durante 2014.

Un alto el fuego momentáneo hasta la siguiente disputa, que puede ser cuestión de horas. Todo depende de que llegue a buen puerto la propuesta de rotación en los puestos de la Asamblea y esa primera presidencia parlamentaria tras cuatro años en los que Diosdado Cabello la ejerció manu militari con su famoso "mazo dando".

"Capriles y López son líderes fundamentales de la oposición. PJ y AD son sus fuerzas políticas mayoritarias. Tienen que integrar o pierden. Una oposición inteligente reconocería el trabajo de Capriles como candidato, exigiría la libertad de López y usaría la experiencia de Ramos", sentenció Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

  • Los opositores al presidente venezolano, Nicolás Maduro, definirán antes de julio en el seno de la unicameral Asamblea Nacional (AN), que controlarán desde el próximo 5 de enero, cómo sacarlo del gobierno antes del fin de su mandato, en 2019, confirmaron ayer dirigentes de esas fuerzas políticas.
  • La eventual salida del poder de Maduro forma parte de "acuerdos suscriptos y ratificados por todos quienes integramos" la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), dijo el secretario general del histórico partido socialdemócrata Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup.
  • Esos acuerdos, subrayó el también diputado electo, "se mantienen vigentes e incólumes y vamos a honrarlos".
  • En un artículo publicado ayer en el diario Nuevo País, Ramos Allup dijo que el compromiso es "procurar dentro del lapso de seis meses subsiguientes a la toma de posesión de la nueva AN una solución constitucional, democrática, pacífica y electoral para el cambio del gobierno".

del editor: qué significa. El chavismo es experto en renacer de sus cenizas; si quiere derrotarlo, la oposición no debe dejárselo todo servido.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.