Tres argentinos desafían las bombas en plena Gaza