Tres mujeres detrás del liderazgo regional

Bachelet, Dilma y Cristina comparten la ideología, pero también deberán enfrentarse
(0)
12 de marzo de 2014  

SANTIAGO, Chile (De un enviado especial).- La asunción de Michelle Bachelet como presidenta de Chile marcó todo un hito en la historia de América latina: la presencia no sólo de tres mujeres en el poder en forma simultánea, sino también de tres presidentas del mismo lineamiento político de izquierda.

Bachelet en Chile, Cristina Kirchner en la Argentina y Dilma Rousseff en Brasil le darán una nueva impronta a la política internacional de América del Sur. En forma unánime, legisladores, embajadores y analistas coincidieron ayer, durante la ceremonia de asunción de Bachelet en Valparaíso, en que la llegada de otra mujer al mapa latinoamericano significará también la apuesta por nuevos desafíos para la región.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó con elogios la presencia de tres presidentas en la región. Pero también destacó que ello "abre nuevos desafíos" hasta ahora impensados.

Pero el hecho de que haya tres mujeres del mismo color político en países tan fuertes para América del Sur como Brasil, la Argentina y Chile también significará superar nuevos escollos. Entre los nubarrones que se avecinan y que se deberán resolver se pueden observar:

El liderazgo. Si bien ayer en Valparaíso Rousseff, Bachelet y Cristina Kirchner sonrieron para la foto de familia, lo cierto es que la pulseada por el liderazgo femenino en la región estará presente. Hasta ahora estaba limitada al ámbito del Mercosur entre las presidentas de la Argentina y de Brasil. Bachelet le suma un condimento a la puja.

La crisis de Venezuela. La inmediata resolución de un conflicto regional como el de Venezuela también será todo un desafío para las tres presidentas. Cristina Kirchner tiene cerrado el frente interno en su gobierno en defensa de Nicolás Maduro. No ocurre lo mismo en Chile, donde el Partido Comunista que integra la coalición de Bachelet ha cuestionado la tibieza de la Democracia Cristina en su apoyo a Caracas. Brasil también buscará tomar cartas en el asunto para mostrar firme su alianza con el chavismo.

La alianza estratégica. La aparición de tres presidentas no sólo es una cuestión de género o de afinidad ideológica. Aquí se jugará también hacia el futuro la profundización o no de la alianza del Atlántico y del Pacífico en términos comerciales. "Si logramos que las tres presidentas fortalezcan esta alianza estratégica, habrá futuro por mucho tiempo", expresó ayer a LA NACION el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, que estuvo en la asunción de Bachelet. Claro que afianzar este vínculo no le será sencillo a Bachelet por la fuerte apuesta de gestión económica que hizo su antecesor, Sebastián Piñera, por la alianza del Pacífico.

La mirada de Washington. El acercamiento o no a Estados Unidos será también eje de debate. El canciller de Bachelet, Heraldo Muñoz, ayer despejó un poco este panorama cuando le dijo a una veintena de sus colegas de la región: "Chile vuelve a América latina". Esta posición implicará un refuerzo de la Unasur y una postura que podría implicar distancia con Estados Unidos. Pero la oportunidad del planteo no parece ser el mejor momento para Cristina Kirchner, que buscaba un acercamiento con Washington para lograr negociar mejor con los bonistas norteamericanos la deuda en default y para conseguir créditos internacionales.

Por todo esto, no resultará tan naif la convivencia de tres mujeres fuertes en la región. Quizás los lineamientos políticos de izquierda compartidos ayuden un poco a resolver algunos temas coyunturales. En ese caso, la gran incógnita será saber cómo resolverán los problemas de fondo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.