Tropas israelíes ocupan un pueblo palestino

(0)
23 de junio de 2002  • 10:54

JERUSALEN.- Fuerzas israelíes ingresaron al pueblo palestino de Qalqiliya en el amanecer del domingo, se emplazaron en la zona e impusieron un toque de queda, en la más reciente incursión militar en Cisjordania.

Asimismo, el ejército convocó a una brigada de reservistas para apoyar a las fuerzas regulares en un intenso operativo para buscar a milicianos palestinos, luego de una ola de ataques terroristas en que murieron decenas de civiles israelíes.

La nueva acción tiene lugar en momentos en que el líder palestino Yasser Arafat acusa a las fuerzas israelíes de tratar de controlar todos los asuntos civiles en las zonas palestinas. Pero el ministro de Defensa Binyamin Ben-Eliezer negó que las tropas tuviesen entre sus planes asumir el gobierno civil.

El ejército israelí comenzó su nueva operación en Cisjordania la semana última después que el gabinete israelí -a raíz de dos atentados suicidas en Jerusalén que mataron a 26 israelíes- decidió ocupar y permanecer en las áreas palestinas hasta que cesen los ataques. Israel no ha precisado por cuánto tiempo mantendrá la ocupación de las zonas.

En medio de la más reciente crisis, el presidente estadounidense George W. Bush aplazó el anuncio de un plan para restaurar las conversaciones de paz y establecer un Estado palestino.

Las fuerzas israelíes mantenían el domingo ocupados varios puntos de Cisjordania, incluso en Naplusa, Jenín, Tulkarén, Belén y algunas áreas periféricas de Ramallah. Varias aldeas que circundan las ciudades también han sido ocupadas mientras el ejército trata de impedir que los milicianos lancen nuevos atentados suicidas. En gran parte de las áreas ocupadas impusieron el toque de queda.

Los habitantes de Qalqiliya despertaron el domingo por la mañana viendo unos 20 tanques israelíes rodeando la ciudad. Los militares impusieron un toque de queda pero no arrestaron a posibles sospechosos, como ocurre a menudo. Se trata de la segunda incursión a la ciudad en una semana.

Las tropas también incursionaron en la aldea de al-Yamun cerca de Naplusa durante la noche, dijo el alcalde Nayef Hamaiseh. Los soldados acribillaron a tres palestinos en la aldea, entre ellos a un policía que murió y a otras dos personas que sufrieron heridas, afirmó Hamaiseh. Ninguno de los tres estaban armados, destacó. El ejército no hizo comentarios de inmediato sobre el incidente. Las tropas se retiraron de la ciudad al amanecer del domingo.

"Esta situación es muy grave y difícil", enfatizó Arafat, tras sostener una reunión con funcionarios europeos en sus oficinas de Ramallah. "Es claro que ésta es la continuación de la ocupación en nuestros pueblos y campos de refugiados".

Arafat ejerce la administración civil de las áreas palestinas desde los acuerdos de paz firmados en 1993. Pero Israel sostiene que el dirigente palestino ha sido incapaz de impedir los ataques terroristas o incluso que los alienta, y que por ello el ejército israelí debe hacerlo.

Ben-Eliezer negó el domingo que la operación militar israelí implicaba el control de los asuntos civiles en las áreas palestinas, que por 27 años estuvieron bajo la ocupación israelí hasta la creación de la Autoridad Palestina en 1994.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.