Otra acusación contra Trump por la trama rusa generó cruces, desmentidas y pedidos de impeachment

Ahora el exabogado de Trump, Michael Cohen dice que el magnate le pidió que mintiera al congreso sobre las negociaciones con Rusia para construir una torre en Moscú
Ahora el exabogado de Trump, Michael Cohen dice que el magnate le pidió que mintiera al congreso sobre las negociaciones con Rusia para construir una torre en Moscú Fuente: Archivo - Crédito: Evan Vucci/AP
Rafael Mathus Ruiz
(0)
19 de enero de 2019  • 12:38

WASHINGTON.- Una nueva revelación sobre la trama rusa que acosa a Donald Trump volvió a sacudir a Washington y a la Casa Blanca: el presidente le dijo a su exabogado personal, Michael Cohen, que mintiera ante el Congreso sobre su proyecto de construir una torre en Moscú, según el sitio BuzzFeed. La acusación, que, de verificarse, implicaría que Trump intentó obstruir con la justicia, generó cruces, polémicas, pedidos de juicio político al presidente, una inusual desmentida del fiscal Especial del Rusiagate, Robert Mueller, y, al cierre del viernes, un renovado ataque del magnate a la prensa.

La revelación alteró el inicio de un fin de semana largo por la conmemoración del nacimiento de Martin Luther King Jr.. En Washington, nadie habló de otra cosa. Según BuzFeed, Trump ordenó a su entonces abogado mentirle al Congreso acerca de las negociaciones para construir una Torre Trump en Moscú. El artículo, que citó dos oficiales federales que no fueron identificados, indica además que Trump respaldó un plan de Cohen para visitar Rusia durante la campaña presidencial, con el fin de reunirse personalmente con el presidente Vladimir Putin y comenzar las negociaciones de la torre.

"Haz que suceda", dijeron las fuentes que Trump le dijo a Cohen, según el artículo.

Una vez conocida la noticia, varios legisladores demócratas advirtieron que, si la acusación es cierta, eso significa que Trump obstruyó la justicia, un delito por el que Bill Clinton tuvo que enfrentar un juicio político, y por el que Richard Nixon terminó por renunciar a la presidencia antes de enfrentar el mismo escenario.

"Si la historia es cierta, el presidente Trump debe renunciar o llevado a juicio político", tuiteó el congresista Joaquín Castro, miembro del comité de Inteligencia de la Cámara baja del Congreso, y uno de los más duros en su reacción.

Cohen ya se declaró culpable de mentir ante el Congreso y comenzó a cooperar con Mueller. Según Buzzfeed, Mueller tiene emails, mensajes de texto y otros documentos que verifican la directiva de Trump.

El revuelo sólo creció luego cuando la oficina de Mueller emitió una inusual desmentida al artículo.

"La descripción de BuzzFeed de declaraciones específicas a la Oficina del Fiscal Especial y la caracterización de los documentos y testimonios obtenidos por esta oficina con respecto al testimonio del Congreso de Michael Cohen no son exactos", dijo el vocero de Mueller, Peter Carr, conocido en Washington como "Señor Sin Comentarios" por sus frecuentes negativas a responder consultas de la prensa.

Ben Smith, editor en Jefe de BuzzFeed, respaldó el artículo, escrito por dos periodistas del sitio abocados a investigaciones. "Respaldamos nuestros informes y las fuentes que lo informaron, e instamos al Fiscal Especial a que aclare lo que está disputando", tuiteó Smith.

Hasta la desmentida de la oficina de Mueller, la Casa Blanca y el entorno de Trump habían ofrecido tibios rechazos a la explosiva revelación de Buzzfeed.

Rudy Giuliani, uno de los abogados de Trump, optó por desacreditar el testimonio de Cohen, a quien la Casa Blanca y el entorno del mandatario han retratado como un testigo poco creíble luego de que se dio vuelta y comenzó a colaborar con la Justicia. "Si le creen a Cohen, puedo conseguirles un gran trato por el puente de Brooklyn", dijo. Un vocero de la Casa Blanca siguió en esa misma línea durante una entrevista con la cadena Fox, sin desmentir o negar la historia de Buzzfeed, al que atacó.

"Esto es absolutamente ridículo que le estemos dando cualquier tipo de credibilidad a un medio de noticias como BuzzFeed", dijo Hogan Gidley, subsecretario de Prensa. "No hay nada en ese artículo que pueda corroborarse", agregó.

Sarah Sanders, vocera presidencial, dio luego un rechazo más contundente: dijo en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca que todo era "categóricamente falso".

Trump apareció al final, ya con la desmentida de Mueller en la mano.

"Recuerden que fue Buzzfeed el que publicó el totalmente desacreditado "Dossier", pagado por Corrupta Hillary Clinton y los Demócratas (como investigación de la oposición), en el que se basa toda la investigación rusa. ¡Un día muy triste para el periodismo, pero un gran día para nuestro país!", dijo el presidente. Luego, volvió a llamar a las "noticias falsas" el "verdadero enemigo del pueblo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.