Trump confirmó que cenará con Xi tras el cierre del G-20 y abrió una puerta para el fin de la guerra comercial

Xi Jinping con Donald Trump, en la residencia de Florida, el año pasado antes que se desatara la guerra comercial entre los dos países
Xi Jinping con Donald Trump, en la residencia de Florida, el año pasado antes que se desatara la guerra comercial entre los dos países Crédito: NYT
(0)
27 de noviembre de 2018  • 16:44

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos , Donald Trump , confirmó hoy que cenará el sábado próximo con su par chino, Xi Jinping , después del cierre de la Cumbre del G-20 en Buenos Aires. Así lo confirmó el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, que destacó que las posiciones de mantienen los dos países son todavía distantes sobre varios temas, incluido el robo de la propiedad intelectual, pero que existen "buenas posibilidades" de llegar a un acuerdo durante la bilateral en Argentina.

En el último año, ambos países se han elevado mutuamente los aranceles de importaciones valoradas en miles de millones de dólares. Kudlow dijo que el gobierno de Trump ha estado "bastante decepcionado" por la posición de China en las negociaciones, pero que la reunión bilateral entre Trump y Xi por fuera de la Cumbre del G-20 podría ser un punto de inflexión.

El asesor también confirmó encuentros con los presidentes de Rusia , Vladimir Putin , y de Turquía , Recep Tayyip Erdogan . Inicialmente estaba previsto que el mandatario norteamericano estuviera algunas horas en la capital argentina, tras su arribo del jueves a la noche, pero el anuncio de la cena modificó la agenda del titular de la Casa Blanca .

Entre las cumbres bilaterales del G-20 que abren el viernes en Buenos Aires , la de Trump y Xi provoca gran interés y expectiva por parte de la comunidad internacional, dada la " guerra comercial" que sacudió las finanzas mundiales y que registra por el momento una costo de mil millones de dólares.

Todavía no está claro si ambas partes han acordado una agenda formal para la reunión después de la cumbre en Buenos Aires. Por su parte, Kudlow dijo que no había conversaciones programadas para sus asesores. De todas formas, la Casa Blanca ve la cena como una oportunidad de "dar vuelta la página" sobre la guerra comercial con China, aunque Washington está decepcionado, hasta ahora, por la respuesta de Pekín en temas de comercio.

"Sus respuestas han decepcionado porque (...) no encontramos cambios en su enfoque", dijo Kudlow. Y agregó: "El presidente Trump ha indicado que está abierto, ahora necesitamos saber si el presidente Xi está abierto (...) tiene una oportunidad de cambiar el tono y la sustancia de estas conversaciones".

Sin embargo, de no haber progresos Trump está preparado para aumentar a un 25% -desde un 10%- los gravámenes a importaciones por un valor de 200.000 millones de dólares y podría imponer más aranceles a otros bienes importados por 267.000 millones de dólares.

Agencias Reuters, ANSA y AFP

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.