Trump puso paños fríos a la guerra comercial y calmó a los mercados

Xi, ayer, durante una reunión en Pekín con el premier armenio
Xi, ayer, durante una reunión en Pekín con el premier armenio Fuente: AP
Habló de un acuerdo con China "en el momento adecuado"; hubo un leve respiro en las bolsas y subió el precio de la soja
Rafael Mathus Ruiz
(0)
15 de mayo de 2019  

WASHINGTON.- Los mercados tuvieron un leve respiro en medio del temor desatado por la escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China luego de que el presidente Donald Trump insistió en que habrá un acuerdo "cuando sea el momento adecuado".

Los principales índices bursátiles de Wall Street lograron recuperar algo del terreno perdido anteayer y, más importante aún para la Argentina, el precio de la soja repuntó y volvió a colocarse por arriba de los US$300, una subida que impacta de lleno en las exportaciones y en la recuperación de la crisis económica.

Pero el alivio que marcó la guerra comercial podría bien ser solo pasajero. La Casa Blanca presentó una lista de importaciones chinas por unos US$300.000 millones que podrían quedar bajo el paraguas de aranceles de Trump. China ya había prometido que, si Washington escala la puja comercial, "luchará hasta el final".

Trump se mostró muy conforme y muy cómodo con la ofensiva arancelaria que lanzó contra Pekín. En su visión, el aumento en los impuestos de las importaciones chinas genera beneficios para la economía. Los críticos de la medida advierten que dañará a consumidores y fábricas y podría hacer descarrilar el crecimiento global. Trump enfrenta además un rechazo crucial para sus aspiraciones reeleccionistas entre los granjeros, uno de los pilares de su coalición.

Ayer, en Twitter, el presidente pareció intentar llevar algo de calma a sus mercados sin perder su habitual tono o su tendencia a las declaraciones ambiguas.

"Mañana podemos hacer un trato con China, antes de que sus compañías comiencen a irse para no perder negocios con los Estados Unidos", dijo el jefe de la Casa Blanca, que reiteró, en defensa de sus aranceles: "Estamos en una posición mucho mejor ahora que cualquier otro acuerdo que podríamos haber hecho".

"Cuando sea el momento adecuado, haremos un trato con China. Mi respeto y amistad con el presidente Xi son ilimitados, pero, como le he dicho muchas veces, este debe ser un gran acuerdo para los Estados Unidos o simplemente no tiene ningún sentido", completó.

La oficina del representante comercial, bajo el mando de Robert Lighthizer, principal negociador de Trump en las discusiones con Pekín, presentó una lista de importaciones por 300.000 millones de dólares, en lo que algunos leyeron como una respuesta al anuncio de China de elevar aranceles a importaciones de Estados Unidos por 60.000 millones de dólares.

A pesar del alivio que mostraron los mercados financieros, la última escalada en la prolongada guerra comercial y las jugadas de uno y otro bando en busca de una ventaja en las negociaciones aún siembran la preocupación entre empresarios, políticos e inversores de que la puja pueda prolongarse hasta el punto en el que el daño sea tan grande que termine por forzar un acuerdo.

La guerra comercial se convirtió además en uno de los temas salientes de la naciente campaña presidencial. Joe Biden, líder en las encuestas de la primaria demócrata, criticó al presidente por su política proteccionista.

"Esto está matando al trabajador estadounidense", dijo Biden. "Está matando a los agricultores estadounidenses".

Trump prometió un rescate para los agricultores estadounidenses, una demanda que también despunta entre los republicanos. El presidente del Comité de Finanzas del Senado, Charles E. Grassley, de Iowa, estado agrícola, dijo que planeaba escribirle una carta a Trump para explicar las preocupaciones de los agricultores porque creía que sus reiterados reclamos personales no estaban llegando a destino.

"No estoy seguro de que si se habla con él cara a cara escuche todo lo que dice", dijo Grassley, un duro crítico de Trump en el Capitolio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.