Trump revierte la condena de EE.UU. a las colonias israelíes

El presidente Donald Trump
El presidente Donald Trump Fuente: AFP
Durante la gestión de Obama se había fijado que violaban las leyes internacionales; la UE ratificó su postura crítica
Rafael Mathus Ruiz
(0)
19 de noviembre de 2019  

WASHINGTON.- En otra fuerte señal de respaldo a Israel, el gobierno de Donald Trump retomó una política del gobierno de Ronald Reagan y declaró que los asentamientos israelíes en Cisjordania no violan las leyes internacionales, una postura contraria a la de la comunidad internacional fuertemente condenada por los palestinos, que aleja aún más la perspectiva de un acuerdo de paz que ponga fin a décadas de enfrentamientos en Medio Oriente.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en una conferencia de prensa que Trump había decidido revertir la política del gobierno de Barack Obama respecto de los asentamientos israelíes y adoptar el mismo enfoque que adoptó Reagan en 1981, hace casi 40 años.

"Luego de estudiar cuidadosamente todos los lados del debate legal, esta administración está de acuerdo con el presidente Reagan. El establecimiento de asentamientos civiles israelíes no es per se inconsistente con la ley internacional", afirmó Pompeo.

A fines de 2016, antes de dejar la Casa Blanca, Obama permitió que se aprobara en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que condenó los asentamientos israelíes y los declaró ilegales. La entonces embajadora ante la ONU, Samantha Powell, se abstuvo de utilizar el poder de veto de Estados Unidos en el Consejo, abriendo la puerta a la histórica resolución, que calificó a los asentamientos una "violación flagrante" del derecho internacional. Trump condenó esa movida.

Al justificar la decisión, Pompeo dijo que las posturas de Estados Unidos habían sido "inconsistentes" durante décadas. Pompeo citó, primero, la condena a los asentamientos del gobierno de Jimmy Carter a fines de los 70, una posición que fue revertida luego por Reagan. Desde entonces, Estados Unidos calificó los asentamientos de "ilegítimos", pero nunca de "ilegales", y siempre blindó a Israel de las resoluciones condenatorias de la ONU.

Obama, que mantuvo una tensa relación con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, revirtió esa postura antes de dejar el poder. Pompeo lo acusó de abandonar un "enfoque bipartidista" al refirmar la "supuesta ilegalidad de los asentamientos".

Con su decisión, Trump reafirmó su alineamiento total con Israel en un momento político complicado en la nación judía, y en medio de una nueva escalada de violencia. Luego de que Netanyahu perdiera las últimas elecciones y fracasara en su intento de formar un nuevo gobierno, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, le entregó el mandato para hacerlo a su rival, el líder del partido Azul y Blanco, Benjamin Gantz. "Aplaudo al gobierno de los Estados Unidos por su importante declaración, una vez más demostrando su postura firme con Israel y su compromiso con la seguridad de Medio Oriente", tuiteó Gantz.

Unos 600.000 israelíes viven en los asentamientos en territorios ocupados palestinos, según B'Tselem, una organización de derechos humanos de Israel.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, condenó el anuncio al afirmar que imponía "la ley de la selva" y que le quitaba legitimidad a Washington para actuar de mediador en el conflicto.

"Estados Unidos no aplica esta postura para otras regiones del mundo, por lo que supone un desafío directo al derecho internacional que busca socavar sus cimientos y reemplazarlo por la ley de la selva", ha afirmado Erekat, según recoge la agencia de noticias palestina Maan. "Estados Unidos se autoelimina como actor internacional responsable en la resolución de conflictos internacionales", remató.

La alta representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha reiterado el rechazo a la colonización de Cisjordania por parte de Israel.

"La postura de la UE sobre la política de asentamientos israelí en los territorios palestinos ocupados es clara y sigue sin cambios: toda actividad de asentamiento es ilegal según el derecho internacional y erosiona la viabilidad de una solución de dos estados y las perspectivas de una paz duradera", indicó Mogherini en un comunicado oficial.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.