Turquía intensifica su ofensiva en Siria y amenaza con enviar refugiados a Europa

Tras el ataque terrestre que lanzó Turquía contra las milicias kurdas del norte de Siria, anteriormente aliadas de Estados Unidos, los grupos kurdos resisten en un conflicto que escala rápidamente.
Tras el ataque terrestre que lanzó Turquía contra las milicias kurdas del norte de Siria, anteriormente aliadas de Estados Unidos, los grupos kurdos resisten en un conflicto que escala rápidamente. Crédito: REUTERS
(0)
10 de octubre de 2019  • 11:46

ANKARA.- Tras el ataque terrestre que lanzó Turquía contra las milicias kurdas del norte de Siria, anteriormente aliadas de Estados Unidos, los grupos kurdos resisten en un conflicto que escala rápidamente. Es el segundo día de la operación militar y, ante las fuertes críticas de la comunidad internacional, el presidente turco amenazó con enviar refugiados a Europa.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) informó que 19 soldados kurdos y ocho civiles murieron ayer por el ataque turco, del que también participaron combatientes sirios del Ejército Nacional Sirio, coalición de ex rebeldes financiada y entrenada por Turquía. Según el OSDH, los ataques continuaban hoy por la mañana, cuando se percibieron disparos de artillería intermitentes del ejército turco en las zonas fronterizas de Tal Abyad y Ras al Aín.

Como el OSDH, organizaciones humanitarias se manifestaron en alerta. "Una ofensiva militar podría desplazar a 300.000 personas y cortar servicios humanitarios vitales", advirtieron en el Comité Internacional de Socorro (IRC, según sus siglas en inglés).

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes, afirmaron que habían resistido al ataque terrestre en la zona de Ras al Aín. "Nuestras fuerzas han bloqueado un intento de incursión terrestre del ejército de ocupación turco", expresaron. Por el contrario, el ministerio de Defensa turco sostuvo que la operación había sido "llevada a cabo con éxito durante la noche, por aire y por tierra" y aseguró que se habían "capturado objetivos previstos".

Los ataques comenzaron ayer con bombardeos y disparos, y despertaron la preocupación de los organismos internacionales. De hecho, está prevista para hoy una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad.

Las fuerzas kurdas resistieron ante el segundo día de ataques terrestres turcos en el noreste de Siria
Las fuerzas kurdas resistieron ante el segundo día de ataques terrestres turcos en el noreste de Siria Crédito: AFP

El objetivo declarado de la operación es alejar de la frontera a la principal milicia kurda de Siria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG). Las YPG, aliadas de los occidentales en la lucha contra el Estado Islámico (EI), son consideradas por Ankara como una organización "terrorista", debido a sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

En este escenario, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que 109 "terroristas" murieron desde el inicio de la ofensiva, en referencia a los combatientes kurdos sirios y advirtió a la Unión Europea que no califique su operación militar en siria como "invasión" porque si no enviaría refugiados sirios a Europa.

De hecho, amenazó con "enviar 3,6 millones de migrantes" a Europa, en reacción a las críticas que suscita su operación militar. "¡Unión Europea, entra en razón! Lo digo de nuevo: si ustedes intentan presentar nuestra operación como una invasión, abriremos las puertas y les enviaremos 3,6 millones de migrantes", dijo el mandatario.

La Unión Europea, en tanto, aseguró que los ataques turcos retroceden cualquier esperanza de poner fin a la guerra en Siria. "Las nuevas hostilidades armadas socavarán más la estabilidad de toda la región, exacerbarán el sufrimiento de los civiles, provocarán más desplazamientos, añadirán otro obstáculo al muy difícil proceso político dirigido por la ONU y amenazarán el progreso alcanzado por la coalición global para derrotar" al grupo extremista Estado Islámico, dijo la vocera de la UE, Maja Kocijancic. Y agregó: "No hay una solución militar al conflicto en Siria y la única solución sostenible es política".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ordenó la campaña dos días después de que Trump retirara los soldados de Estados Unidos en el norte de Siria, que habían combatido con los kurdo-sirios contra el Estado Islámico (EI).

La medida fue señalada como una traición a los aliados kurdos. Sin embargo, Trump dijo que confía en que su par turco actúe de "manera racional" y "humana" y amenazó con "paralizar la economía turca en caso de una ofensiva injusta".

Agencias AFP y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.