Ucrania admite que perdió “control” sobre el este del país

"Ahora nuestro objetivo es impedir que el terrorismo se extienda a otras regiones", dijo el presidente interino, Olexandre Turchinov; continúa el avance prorruso en Donetsk y Lugansk
(0)
30 de abril de 2014  • 15:08

KIEV.- El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, admitió hoy que el gobierno perdió el control de las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país, a manos de los activistas prorrusos y advirtió que las fuerzas militares están en "estado de alerta total" ante una posible invasión de las tropas rusas apostadas en la frontera.

El mandatario aseguró en un encuentro con jefes de administraciones regionales que existe un peligro real de que Rusia avance en un ataque militar contra Ucrania, reportó hoy la agencia Unian.

"Hemos decidido crear las milicias territoriales compuestas por voluntarios de cada una de las regiones", manifestó Turcinov, después de admitir que Kiev perdió el control de las regiones de Donetsk y Lugansk.

"Las autoridades y las fuerzas de seguridad no están en condiciones de lograr el control de las regiones de Donetsk y Lugansk y de sus capitales", manifestó Turchinov.

"Ahora nuestro objetivo número uno es impedir que el terrorismo se extienda desde las regiones de Donetsk y Lugansk a otras regiones", dijo el presidente que reemplaza al derrocado Viktor Yanukovich.

Además, Turchinov dijo que es necesario hacer todo lo posible para que los ciudadanos del este puedan participar en las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

El mandatario ya había anunciado hacía varias semanas que las fuerzas de defensa estaban en estado de alerta, pero no hubo signos visibles de que se hubiese aumentado el dispositivo.

Rusia, en cambio, desplegó en marzo unos 40.000 hombres en la frontera que comparte con Ucrania.

Más tomas

Hoy, mientras tanto, continuó el avance de los prorrusos en las regiones del este. La alcaldía de la ciudad de Gorlivka, en Donetsk, fue ocupado esta mañana por activistas armados, enmascarados y en traje de camuflaje.

En Lugansk, una ciudad de casi medio millón de habitantes cercana a la frontera con Rusia, milicianos armados tomaron los cuarteles de la policía regional. Ayer, separatistas habían tomado el control de la administración regional y de la fiscalía en esa misma ciudad.

Los rebeldes ya controlan lugares estratégicos (alcaldía, cuartel de policía y servicios de seguridad) en más de una docena de ciudades.

Agencias Reuters, AFP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?