Ucrania firmó el acuerdo de la discordia

Ese tratado desató, en noviembre, la crisis que tiene en vilo a la región
(0)
28 de junio de 2014  

BRUSELAS.- Meses después del primer intento, cuando el país estalló en una crisis política de dimensión internacional, Ucrania firmó finalmente ayer un acuerdo de asociación con la Unión Europea, a pesar de una amenaza de "graves consecuencias" de parte de Rusia.

Otras dos ex repúblicas soviéticas, Georgia y Moldavia, firmaron acuerdos similares que podrían dar pie a una profunda integración económica y a un mayor acceso a los 500 millones de ciudadanos de la UE, algo alarmante para Moscú, que teme perder su influencia sobre esos viejos países satélites.

"¡Qué gran día!", declaró en Bruselas el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, luego de estampar su firma en el acuerdo comercial. "Quizás sea el día más importante para mi país desde la independencia", lograda en 1991, cuando se liberó de la Unión Soviética.

El antecesor de Poroshenko, Viktor Yanukovich, favorable a Rusia, se abstuvo de firmar el acuerdo con Europa en noviembre pasado, cuando todo estaba listo para la rúbrica. Esa negativa de última hora dio lugar a un levantamiento popular que tres meses después lo obligó a dejar el gobierno y huir del país.

Las tensiones entre los ucranianos del oeste del país, que quieren estrechar lazos con Europa, y los ucranianos del Este, que favorecen los lazos tradicionales con Rusia, desataron a su vez un violento movimiento separatista.

El acuerdo le permite a Ucrania comerciar libremente con cualquiera de los 28 miembros de la UE sin gravámenes ni restricciones, siempre y cuando sus bienes y prácticas cumplan con las normas del bloque. Igualmente, los bienes y servicios europeos tendrán más facilidades de venta y menor costo en ese país.

Rusia, a la que Estados Unidos y Europa acusan de agitar el separatismo ucraniano con armas y combatientes irregulares, respondió a la noticia de la firma por medio de su vicecanciller, Gregory Karasin, quien señaló que el acuerdo tendría "graves consecuencias" para Ucrania.

Sergei Glazyev, un alto asesor de Vladimir Putin, acusó anteayer a Europa de crear un "Frankenstein nazi". Sin embargo, el Kremlin dijo que esos comentarios "no reflejan el punto de vista oficial" de Moscú.

Por Agencias AP, AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.