Un aluvión exigió el referéndum revocatorio para sacar a Maduro

En apenas 48 horas, más de un millón de personas firmaron el pedido que se presentará a la autoridad electoral; la oposición sólo necesitaba 200.000 para iniciar el proceso de destitución
Daniel Lozano
(0)
29 de abril de 2016  

Colas para firmar la petición de referéndum revocatorio, ayer, en Caracas
Colas para firmar la petición de referéndum revocatorio, ayer, en Caracas Fuente: AP - Crédito: Marco Bello

CARACAS.- Una ola incontenible de entusiasmo y movilización popular pulverizó una cifra mágica para la oposición venezolana en su carrera hacia el referéndum revocatorio de Nicolás Maduro : un millón de firmas. Es más, los cálculos que se realizaban anoche estiraba la cifra hasta casi millón y medio, por lo que la oposición ha decidido dar por concluido el proceso de recolección, ya que sólo necesitaba 200.000 para solicitar la apertura del proceso a las autoridades electorales.

"Siéntase orgulloso el pueblo venezolano. Fue extraordinario, hemos quedado sin palabras, también el gobierno. Es una demostración contundente de que queremos una solución pacífica, democrática y constitucional. Vimos hasta soldados y policías firmando, personas que sufren todas las calamidades que no viven en la cúpula del gobierno", sostuvo anoche el gobernador Henrique Capriles, principal impulsor de esta vía dentro de la oposición. Sus cálculos concluyeron que se habían recogido provisionalmente 1.102.236 firmas.

Zulia, el segundo estado del país, se plantó firme contra el gobierno chavista. Desde el domingo se produjeron cientos de apagones, lo que provocó el enojo y la ira de sus pobladores. Ante las protestas, barricadas y saqueos, el gobierno desplegó allí más de 3000 militares. La respuesta de los zulianos fue aún más contundente: más de 300.000 firmas fueron recogidas en 48 horas.

"Estamos en la primerísima etapa... Si pretenden cerrarnos el ejercicio de nuestros derechos políticos, los venezolanos vamos a movilizarnos", añadió el gobernador en referencia a los días no laborables decretados por el gobierno.

La oposición teme que el chavismo ralentice el proceso y estire los días de comprobación de las firmas y los posteriores procesos, con el objetivo de que el referéndum no se celebre este año. Si se celebra este año y gana el sí, Maduro deberá dejar el cargo. Pero si se celebra a partir del año próximo, será reemplazado por el vicepresidente, que es elegido a dedo por el mandatario.

"Vamos a ver quién puede más, si Maduro o el pueblo venezolano. Este país cambió", enfatizó el ex candidato presidencial en tono desafiante.

A la opositora Mesa de la Unidad Democrática le sobran apoyos para continuar avanzando sobre el tortuoso camino del revocatorio presidencial. Como si las protestas que se multiplican en todo el país ante la deriva nacional hubieran convergido para sacar adelante un referéndum del que nada quieren saber en el Palacio de Miraflores.

El estado de buena esperanza para la oposición fue aún mayor cuando Leopoldo López reconoció el esfuerzo de Capriles a través de la cuenta de Twitter que maneja su mujer, Lilian Tintori. "Quiero felicitar a Henrique Capriles, a Primero Justicia, así como a todos los que trabajaron para lograr la activación de este primer paso para el revocatorio. Una vez activado nos toca a todos, a todos los que queremos un país mejor, organizarnos para activar las siguientes fases", señaló.

Un grupo de diputados y gobernadores acudirá hoy a la prisión de Ramo Verde, donde el líder de Voluntad Popular se encuentre recluido desde hace 26 meses, para que también firme en la planilla del revocatorio.

La revolución bolivariana vive hoy el peor momento de su historia, sólo superado por el golpe de Estado que derribó a Hugo Chávez durante dos días en 2002. Al huracán de firmas se le ha unido en las últimas horas un durísimo comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana. En paralelo continúan las protestas, incluso con saqueos de establecimientos comerciales o camiones, en contra de los apagones eléctricos en varios puntos del país.

"Nunca antes habíamos sufrido los venezolanos la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud, junto con otros males como el recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del gobierno y la sociedad", señalaron los obispos en su comunicado.

¿Y el chavismo? La revolución reaccionó ante el huracán opositor como si fuera un boxeador balbuceante tras un golpe al hígado que lo deja sin oxígeno. "No estamos mamando gallo aquí [no nos chupamos el dedo]", destacó Diosdado Cabello, líder militar de la revolución, que también tiene programa propio de televisión, "Con el mazo dando". "Ahora viene la validación de esas firmas, porque aquí no nos vamos a calar firmas planas como las de 2002. Exigimos que sean revisadas una a una", anunció el ex presidente de la Asamblea y ahora diputado, aunque acuda en contadas ocasiones al Parlamento.

En ese sentido, se espera que el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumplirá estrictamente las órdenes revolucionarias, pese a las dudas que también ha mostrado Nicolás Maduro en las últimas horas. "Nada de lo que se está haciendo tiene viabilidad política", señaló anteayer. Ayer, desde Puerto La Cruz, subió el juego político: "En 2018 estaré aquí como presidente inaugurando la ampliación de esta refinería".

Los pasos para llegar a un revocatorio

Cuota mínima

La oposición debe recolectar las firmas del 1% de los votantes inscriptos en el Registro Electoral venezolano. Es el requisito principal para informar al Consejo Nacional Electoral (CNE) las intenciones de activar el referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. En total se necesitan 197.721 firmas

Aluvión

La oposición afirmó ayer que en apenas 48 horas de recolección de firmas para iniciar el proceso de referéndum obtuvo más de 1,1 millones de rúbricas, el quíntuple de las solicitadas por el CNE

Verificación

Una vez presentadas, el CNE debe verificar la validez de las firmas en un plazo de cinco días hábiles. Lo que debería ser sólo una semana corre el riesgo de extenderse, ya que si las autoridades electorales acatan el reciente anuncio de Maduro de reducir la jornada laboral de los empleados públicos a sólo dos días, este proceso duraría tres semanas

Otra recolección

Luego del proceso de verificación del 1% de las rúbricas, el CNE debe dar luz verde a la segunda etapa del proceso, otra recolección de firmas, pero esta vez equivalente al 20% de los inscriptos en el Registro Electoral

Convocatoria

Una vez alcanzado ese umbral, se debe convocar al referéndum revocatorio, donde la oposición debe obtener un número de votos igual o mayor que el que sacó Maduro cuando fue elegido presidente, el 14 de abril de 2013; es decir, 7.587.532 votos. De ser así, el CNE debe convocar a nuevas elecciones presidenciales

Hacia la votación

Los líderes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) estiman que el referéndum revocatorio puede efectuarse -sumando todos los plazos, y si las autoridades electorales venezolanas no apelan a dilaciones inesperadas- entre noviembre y diciembre próximos

Cambio o continuidad

La fecha que se determine para el referéndum es de vital importancia para las partes involucradas. Para la oposición, es fundamental que se lleve a cabo este año, ya que si Maduro es revocado, se debe llamar a elecciones. Si se fijaran para 2017, sería el vicepresidente el encargado de culminar el período presidencial. Esta alternativa favorece al chavismo, que podría designar al vicepresidente, que hoy es Aristóbulo Istúriz

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.