Sigue la violencia. Un atentado dejó al menos 34 muertos en Irak