Un avión con 169 personas a bordo cayó en Costa de Marfil

La aeronave, de Kenyan Airways, se precipitó en el mar poco después de despegar
La aeronave, de Kenyan Airways, se precipitó en el mar poco después de despegar
(0)
31 de enero de 2000  

ABIDJAN, Costa de Marfil.- Un avión Airbus A-310 de la compañía africana Kenyan Airways que transportaba 169 personas, entre pasajeros y tripulantes, cayó ayer al mar frente a la ribera de Costa de Marfil, en el océano Atlántico, poco después de despegar del aeropuerto Felix Houphouet-Boigny.

La nave despegó a las 21.08 GMT y se estrelló un minuto más tarde, según George Yao Dapré, encargado del tránsito aéreo del aeropuerto, que dijo que "el avión no estuvo volando ni dos minutos" después de su despegue, sino que "cayó al mar en medio de un gran estruendo, si bien no se rompió". Yao Dapré agregó que varios testigos vieron el avión hundirse.

Al cierre de esta edición habían rescatado al menos a dos sobrevivientes, un nigeriano y un hombre blanco que nadó hasta la playa. Según las autoridades, había cadáveres flotando en la escena.

Por su parte, la aerolínea Kenyan Airways confirmó que uno de sus aviones cayó al mar y ratificó el número de pasajeros.

Aunque se ignoran las causas del accidente, ya que las condiciones climáticas eran buenas, según informaron fuentes del aeropuerto. Oficiales de la torre de control aseguraron que el avión "no conseguía tomar altura" y que "tras efectuar un ligero giro" trataron de establecer contacto con él, "pero no respondió".

Profundidad La Marina de Costa de Marfil emprendió la búsqueda del Airbus, lo que resultaba muy difícil debido a la gran profundidad que tiene el océano en la zona donde cayó, explicó el ministro de Transportes de Costa de Marfil, general Abdulaye Culibaly, que para dirigir las operaciones se trasladó al aeropuerto.

"Para colmo, las nubes están muy bajas esta noche en la zona", agregó el ministro. Y para aumentar su pesimismo, relató: "Hace unos 20 años, una avioneta de turismo cayó al mar en la misma zona y jamás pudo ser localizada".

El Airbus se dirigía de Nairobi (Kenya) a Lagos (Nigeria), y había realizado una escala en Abidján (Costa de Marfil). Se presume que la mayoría de los ocupantes del avión era de origen nigeriano.

Anoche, el panorama en las cercanías del aeropuerto era caótico y desolador. La playa se vio invadida por cientos de personas, incluyendo a familiares de pasajeros desesperados, bomberos, policías, soldados y curiosos.

Helicópteros y botes de la policía continuaban buscando restos de la nave y de los pasajeros, concentrándose a unos dos kilómetros de la costa. Los botes cruzaban hasta la zona donde se estima que habría caído el fuselaje, mientras los helicópteros iluminaban el agua.

Los testimonios eran escalofriantes. Anne Yeze, pastora de la Iglesia Celestial Cristiana, estaba atendiendo a una ceremonia religiosa en el edificio de hormigón armado y techo de metal que la congregación tiene al lado de la playa cuando el avión cayó al agua. "Estábamos rezando y escuchamos un ruido, como si algo golpeara el agua", dijo.

En tanto, Philippe Kuoakuo, un joven que vive en el área, dijo que vio el avión cayendo. "Escuché cómo golpeaba el agua dos veces -agregó-, pero no vi el momento del impacto porque estaba muy oscuro."

El vocero de Kenyan Airways insistió en que no tenía detalles de presuntos sobrevivientes.

"En este momento no podemos decir con exactitud nada sobre el accidente, sobre todo porque están involucradas 169 almas, entre pasajeros y tripulantes", declaró el vocero Koome Mwambia, que dijo que se trataba del vuelo KQ431.

"Todos nosotros en Kenyan Airways expresamos nuestro más profundo pesar a las familias de los pasajeros y tripulantes involucrados en el accidente -indicó Mwambia-. Estamos tratando de verificar los nombres de los pasajeros."

Kenyan Airways había anunciado el viernes último un programa de modernización por el cual reemplazaría su flota de Airbus con nuevos aviones Boeing B767-300. Mwambia dijo que el accidente de ayer es el primero de gran magnitud que involucra un avión de su empresa.

Detalles

  • Capacidad: el avión Airbus A-310 perteneciente a la empresa Kenyan Airways es una máquina con capacidad para 234 plazas.
  • Debut: el proyecto original del A-310 data de 1978, pero el primer vuelo de esta versión se produjo en abril de 1982.
  • Autonomía: el radio de acción de este avión alcanza los 4800 kilómetros.
  • Fabricantes: la producción del A-310 corrió por cuenta del consorcio de Industrias Airbus, formado en 1980 por empresas de cuatro países: Aeroespatial (Francia), Deutsche Airbus (Alemania), British Aerospace (Gran Bretaña) y Casa (España).
  • MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.