Un capo mafioso desmintió vínculos con Berlusconi

Rechazó al declaración de un arrepentido que había acusado al premier
(0)
12 de diciembre de 2009  

ROMA.- Una semana después de que un arrepentido, Gaspare Spatuzza, vinculara a Silvio Berlusconi y a su ex brazo derecho, Marcello Dell´Utri, con la Cosa Nostra, otro capo mafioso desmintió ayer tajantemente estas acusaciones, algo que le devolvió oxígeno al premier italiano.

"Nunca conocí al senador Dell´Utri ni directa ni indirectamente, y, por lo tanto, nunca tuve relaciones con él", dijo Filippo Graviano, ex padrino del clan de Brancaccio y jefe de Spatuzza, que declaró a través de una videoconferencia en el juicio que se le sigue a Dell´Utri por colaboración con asociación mafiosa en Palermo. Dell´Utri, senador del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL), en 2004 fue condenado en primer grado a nueve años de prisión.

Hace una semana, Spatuzza, hombre de honor que participó de innumerables asesinatos y atentados, había creado gran revuelo al acusar a Berlusconi y a Dell´Utri de haber sido referentes de la Cosa Nostra, e incluso de haber sellado un pacto con ella.

Al declarar en un aula de Turín, escondido detrás de dos biombos y protegido por varios agentes, Spatuzza dijo que la fuente de sus afirmaciones habían sido los padrinos Giuseppe y Filippo Graviano, de quien fue durante años la mano derecha. Como él, los Graviano fueron condenados a cadena perpetua por los atentados de 1992 contra los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

El pentito había contado que durante una conversación entre él y Filippo Graviano ocurrida en la cárcel de Tolmezzo en 2004, el capo le había dicho: "Si no llega nada de donde tiene que llegar podemos pensar en hablar con los magistrados, pero antes tenemos que hablar con mi hermano Giuseppe".

"Nunca le dije esas cosas a Spatuzza", dijo ayer tajantemente Filippo Graviano, que negó también la existencia de una presunta negociación entre el Estado y la Cosa Nostra.

A diferencia de su hermano Filippo, Giuseppe Graviano prefirió no responder al interrogatorio. Pero otro mafioso llamado a declarar, Cosimo Lo Nigro, también desmintió los dichos de Spatuzza.

"¿Qué se esperaban, si son todas falsedades?", expresó el premier, visiblemente contento por el giro que marcaron los nuevos testimonios. En tanto, Dell´Utri destacó que "todo se desinfló". "Lo que quedó es un golpe a la imagen del país, del gobierno, en el intento de involucrar a Berlusconi en algo indigno", agregó.

Por su parte, Massimo D´Alema, del opositor Partido Democrático, destacó la diferencia entre Spatuzza, que es un arrepentido, y Graviano, "que no lo es". "Les toca a los jueces establecer si hay arrepentimiento, pero si un arrepentido hace una revelación sobre el capomafia, es difícil que éste la confirme", señaló.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.