En Savannah. Un centenar de personas rechazó la Cumbre del Grupo de los Ocho