Un ejército de termitas devora un edificio de la armada chilena

(0)
30 de noviembre de 2002  • 12:20

SANTIAGO DE CHILE.- El edificio de la Comandancia en Jefe de la Armada chilena en Valparaíso, construido a fines del siglo XIX, corre el peligro de acabar destruido tras el ataque de un ejército de termitas que no ha podido ser desalojado del inmueble.

Según un informe de la Armada difundido hoy por el diario Las Ultimas Noticias, los insectos han devorado las maderas del antiguo techo, la estructura del campanario del inmueble e incluso parte del piso.

La diputada Laura Soto, invitada a verificar los daños en el edificio, declarado monumento nacional en 1979, señaló que basta permanecer algunos minutos en el interior para observar cómo el polvo de la madera cae en los escritorios.

"Me contaron que incluso debieron sacar una lámpara del tercer piso por temor a que se cayera", agregó la parlamentaria, quien hace dos años alertó a las autoridades regionales sobre esta plaga que también ha atacado a otros edificios del puerto de Valparaíso, situado a 120 kilómetros al oeste de Santiago.

Aunque no hay antecedentes concretos, se cree que las termitas llegaron al principal puerto del país en 1985 y desde esa fecha decenas de casas levantadas en villas humildes situadas en los coloridos cerros de este puerto han sido destruidas por estos insectos.

Se calcula que la restauración del edificio de la Armada tendría un costo de 150 millones de pesos (213.675 dólares) y para ello la institución deberá presentar un proyecto al gobierno regional y a la ministra de Defensa, Michelle Bachelet, para conseguir los recursos.

El director del Departamento de Arquitectura de Obras Públicas, Günter Surke, precisó que el proyecto para recuperar la parte destruida del edificio consiste en fumigar y cambiar las maderas colapsadas, un trabajo similar al que recibe ahora el inmueble del Registro Civil y el Palacio Baburizza, de esa ciudad.

Fuente: EFE

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.