Un escándalo de su custodia empaña la visita de Obama

Varios oficiales fueron desafectados del operativo en Cartagena por llevar prostitutas a su hotel
(0)
15 de abril de 2012  

CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.- La misión diplomática de Barack Obama a esta ciudad para participar de la VI Cumbre de las Américas se vio empañada ayer por la "conducta indebida" de una docena de agentes del servicio secreto y cinco militares, que fueron desafectados del operativo de seguridad del presidente por llevar prostitutas al hotel en el que se alojaban, según la cadena CNN.

Un funcionario norteamericano, que no estaba autorizado a hablar públicamente sobre la cuestión y que requirió anonimato, dijo que fueron 12 los agentes enviados de regreso a Estados Unidos por el episodio.

El incidente ocurrió anteayer, antes de que Obama llegara a Colombia para participar de la Cumbre, en el hotel Caribe Cartagena. Varios miembros del personal de la Casa Blanca y de la prensa se alojan en el mismo lugar.

El escándalo amenza con manchar la visita del mandatario, que ayer se vio obligado a ratificar su confianza en su custodia a través de su vocero. "El presidente tiene plena confianza en el servicio secreto", Jay Carney, vocero presidencial.

Según una fuente, uno de los agentes involucrados se trenzó en una discusión con una de las prostitutas, que llamó entonces a la policía colombiana para denunciar que no querían pagarle.

El funcionario, además, subrayó que ninguno de estos agentes se encargaba de la seguridad personal de Obama, sino que formaban parte del equipo de protección general de la delegación norteamericana en la Cumbre. Sólo parte de los agentes pertenecían al Servicio Secreto, el cuerpo que se encarga de proteger al mandatario y a los candidatos presidenciales, entre otras figuras, señaló la fuente.

"Estos cambios de personal no afectarán el amplio plan de seguridad que se montó por el viaje del presidente'', afirmó, por su parte, el vocero del Servicio Secreto, Ed Donovan.

Todos los agentes reemplazados serán investigados por la Oficina de Responsabilidad Profesional del Servicio Secreto norteamericano, añadió Donovan.

Anoche cinco militares que también estaban asignados al operativo fueron confinados a sus cuartos por haber incurrido en un "comportamiento indebido".

En tanto, un empleado del hotel, que habló con la condición del anonimato, contó que los agentes llegaron hace una semana al hotel situado frente a la playa y que "bebían mucho".

El director de relaciones públicas del hotel Caribe no brindó ninguna declaración sobre el hecho.

Tanto Obama como la secretaria de Seguridad Nacional norteamericana, Janet Napolitano, fueron informados sobre el incidente, según CNN.

Antecedentes

Ronald Kessler -ex periodista de The Washington Post, que escribió varios libros sobre el FBI y el accionar de los agentes secretos norteamericanos- dijo que el incidente era "claramente el mayor escándalo en la historia del Servicio Secreto".

Sin embargo, el presidente de la Asociación Federal de Agentes de Seguridad, Jon Adler, intentó calmar las aguas. Aunque reconoció que las acusaciones tenían que ver con la relación con prostitutas de por lo menos uno de los agentes, dijo a The Washington Post que se trató "sólo de un incidente aislado".

"Tenemos que confiar en el proceso de revisión interna", matizó Adler.

Más de 7600 agentes policiales y de seguridad fueron desplegados en Cartagena de Indias para la Cumbre de este fin de semana, que reúne a 29 líderes de todo el continente.

Esta semana, los medios colombianos informaron que las autoridades habían tomado medidas extraordinarias para "limpiar la cara de la ciudad". Entre ellas, se encontraba la prohibición de la prostitución callejera en ciertas zonas de Cartagena, la retirada de indigentes, vendedores ambulantes y perros callejeros.

El escándalo protagonizado por los agentes secretos norteamericanos en Colombia se suma a otros incidentes recientes de los guardaespaldas de Obama. En noviembre pasado, uno de ellos que se encontraba fuera de servicio fue acusado de disparar a otro hombre durante una disputa fuera de un local de comida rápida de McDonald's en Honolulu, Hawai. Y en agosto, otro fue arrestado por conducir ebrio, también fuera de servicio, pero mientras preparaba una visita de Obama al estado de Iowa.

Agencias AP y EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.