Coronavirus: un especialista pone en duda las cifras de letalidad en Italia

Todo el mundo habla de la altísima letalidad que tiene en Italia el fatídico Covid-19, en teoría, de más del 10%, mientras que en China fue del 0,7%. Para Matteo Villa, experto en estadísticas del ISPI –Istituto per gli Studi di Politica Internazionale, un famoso think tank de Milán-, se trata de un
Todo el mundo habla de la altísima letalidad que tiene en Italia el fatídico Covid-19, en teoría, de más del 10%, mientras que en China fue del 0,7%. Para Matteo Villa, experto en estadísticas del ISPI –Istituto per gli Studi di Politica Internazionale, un famoso think tank de Milán-, se trata de un Crédito: DPA
Elisabetta Piqué
(0)
31 de marzo de 2020  • 08:14

ROMA.- Todo el mundo habla de la altísima letalidad que tiene en Italia el fatídico Covid-19, en teoría, de más del 10%, mientras que en China fue del 0,7%. Para Matteo Villa, experto en estadísticas del ISPI –Istituto per gli Studi di Politica Internazionale, un famoso think tank de Milán-, se trata de un dato aparente y lejano de la realidad, resultado de un cálculo realizado en base al número de muertos y casos diagnosticados positivos. En verdad, la letalidad real o plausible del Covid-19 para él en Italia es del 1,1%. ¿Por qué? Porque el número real de personas plausiblemente infectadas (y no testeadas) es varias veces superior a lo que dicen los números oficiales y ronda las 700.000 personas, muchas de las cuales son asintomáticas.

"Durante una emergencia es imposibile para cualquier país estar detrás del número real de contagiados. Casi siempre se pierde el contacto con la realidad de la epidemias cuando esta se vuelve exponencial. En Italia al principio se hicieron pocos test-diagnósticos y con el correr de los días nos enfrentamos al hecho de que nuestra capacidad de hacer tests-diagnósticos era limitada", explicó Villa en una entrevista vía Facebook con los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera. "Por eso no estamos viendo los contagios totales, podría haber 600.000 o 700.000 ya que, de acuerdo a nuestros análisis de datos, en Italia nueve personas sobre 10 no las vemos contagiadas", agregó.

Villa recordó que en las últimas semanas algunos intentaron explicar la supuestamente alta letalidad del Covid-19 en Italia, comparada con otros países, aduciendo como hipótesis factores como una mutación genética del virus a nivel local, la presión del sistema sanitario local, las diferencias de temperatura y humedad entre regiones del mundo o las diferencias en los lazos inter-generacionales, esto es, que los italianos viven más a menudo y más tiempo junto a padres y abuelos, poninéndolos en riesgo de contagio.

"¿Qué hay de plausible en estas hipótesis? Muy poco al momento", aseguró este experto en un estudio del ISPI que tuvo mucha repercusión. Villa explicó que es importante no confundir letalidad y mortalidad. "Cuando hablamos de letalidad por Covid-19 nos referimos a cuántas personas mueren sobre el total de personas contagiadas, o mejor dicho, positivas. Mientras que si hablamos de mortandad por Covid-19, nos referimos a cuántas personas mueren sobre el total de la población", precisó.

Villa fue más allá y explicó que en medio de una epidemia la única forma de entender quién se contagió es realizar un test. Y es natural que no se someta a un test a toda la población de personas contagiadas por al menos dos razones: ante todo porque puede existir una cuota de población asintomática y porque en momentos de expansión de la epidemia, cuando el número de casos crece en forma demasiado rápida, puede resultar imposible incluso hacer test a ese subjunto de personas sintomáticas que querrían hacerlo.

Ante una pregunta de LA NACION sobresi Italia cometió un error al decidir comunicar todos los días cifras oficiales que en verdad no corresponden con la realidad –porque los positivios son muchos más-, Villa elogió de todos modos el hecho de que exista a diaro un boletín con cifras de la Protección Civil. "Aunque las cifras no son plausibles, el boletín diario es fundamental, sin esos números yo no podría trabajar, aunque le damos demasiado énfasis al número del día, sin ver el arco temporal de tiempo, que es muy importante", indicó.

Sobre la posibilidad de ver una luz al fondo del túnel, prefirió no expedirse. "Todas las previsiones son equivocadas, falsas. Hay que esperar a las que medidas de restricción y aislamiento tengan efecto", dijo.

Matteo Villa, experto en estadísticas del ISPI, un famoso think tank de Milán
Matteo Villa, experto en estadísticas del ISPI, un famoso think tank de Milán

En cuanto a lo que está pasando en el resto del mundo y basándose en el caso de Italia, el país europeo más golpeado, adelantó que se puede prever que en todos lados la curva de contagios también se dispare. Y destacó que, por eso, son fundamentales las medidas de aislamiento social preventivas. "Todos deben prepararse a responder del mismo modo, también Suecia", dijo, aludiendo a uno de los pocos países del mundo donde la vida sigue aún normalmente, sin confinamientos.

Más allá de que la letalidad plausible de Italia es del 1,1%, Villa -que admitió que muchos contagios tuvieron lugar en hospitales y residencias de ancianos-, advirtió que este porcentaje puede aumentar "si hay mucho estrés en el sistema sanitario".

Por otro lado, en relación con lo que podría pasar en el sur de Italia, recomendó observar caso por caso. "Ahora por ejemplo hay lugares con poquísima difusión, como la región de Basilicata y lugares de tendencia en alza como Abruzzo y Puglia, donde los hospitales están bajo mucha presión. Hay que ver región por región. Una hipótesis que circula es que esas dos regiones tienen más casos porque antes del cierre, desde Lombardía muchos se fugaron hacia esas regiones y esto podría haber aumentado la cadena de contagios", afirmó.

Finalmente, consideró que aún es imposible saber científicamente por qué la difusión del virus estalló en Lombardía y no en el sur del Italia. "No se sabe, es claro que es una región muy dinámica donde hay más intercambios con China y otros países, pero no se sabe aún. En el futuro podremos responder mejor al por qué de todo esto, pero hay que tener en cuenta que lo fortuito también es un determinante fundamental", dijo. "Obviamente –agregó- donde hay una densidad poblacional más alta, el virus encuentra espacio, pero el tema también tiene que ver con lo casual y en este sentido fue positivo porque Lombardía tiene un sistema sanitario más equipado y si hubiera empezao en el sur el Covid-19 hubiera provocado mucho más daño".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.