Un fuerte temporal provocó destrozos en Montevideo y mantiene a Uruguay en alerta roja