Un fuerte terremoto sacudió Nueva Zelanda y hubo pánico por un tsunami

Destrozos en las calles de la ciudad de Wellington por el terremoto
Destrozos en las calles de la ciudad de Wellington por el terremoto Fuente: EFE
El sismo de 7,8 grados se produjo después de la medianoche; muchos habitantes de la costa este del país fueron evacuados por las olas; hubo al menos dos muertos
(0)
13 de noviembre de 2016  • 09:44

WELLINGTON.- Un terremoto de 7,8 en la escala de Richter sacudió el centro de Nueva Zelanda después de la medianoche y provocó pánico por un tsunami. Las autoridades confirmaron que al menos dos personas murieron por el sismo.

Miles de personas a lo largo de la costa este del país huyeron de sus casas y se trasladaron a terrenos más elevados, mientras los servicios de emergencia advertían de olas destructivas de hasta cinco metros en algunas áreas.

"Las primeras olas han llegado, pero sabemos que es muy pronto para decir cuál fue su impacto", aseguró Sarah Stuart-Black, controladora nacional en el Ministerio de Defensa Civil. "Nuestra preocupación es lo que está viniendo. Las futuras olas que lleguen pueden ser mayores que las que llegaron antes", advirtió.

El primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, confirmó que al menos dos personas murieron por el terremoto. Además, anticipó que el gabinete se reunirá este lunes y que podría visitar las zonas afectadas. Contó que hay dificultades en las comunicaciones y que los equipos aún están evaluando los daños y las víctimas del terremoto, que provocó olas de tsunami.

El servicio de ambulancias St. John envió helicópteros con personal médico y de rescate hasta cerca del epicentro del sismo, ocurrido a 91 kilómetros al noreste de Christchurch, en la Isla Sur, donde un terremoto de 6,3 acabó allí con la vida de 185 personas en febrero de 2011.

El terremoto provocó daños en edificios de la ciudad de Wellington
El terremoto provocó daños en edificios de la ciudad de Wellington Fuente: AFP

"Estamos empezando a recibir reportes de heridos en la zona del sismo, incluida el área de Culverden y Kaikoura", informó Dion Rosario, controladora de incidentes de St John. "Sin embargo, en este momento no tenemos detalles específicos”, añadió.

La Policía indicó que está investigando reportes de un edificio derrumbado en la turística ciudad costera de Kaikoura. Tanto el sismo inicial como la serie posterior de réplicas fueron sentidos en casi todo el país. No hubo reportes inmediatos de muertes.

"La casa entera se movió como una serpiente y algunas cosas se rompieron, la electricidad se cortó", comentó una mujer llamada Elizabeth en Radio New Zealand desde su residencia en Takaka, en la zona superior de la Isla Sur.

En Wellington había un atasco en las carreteras que llevan al Monte Victoria, una colina desde la que se divida la ciudad costera. "Estoy estacionado al lado de la carretera y creo que la gente está intentando irse a dormir, como yo", afirmó a Howard Warner, residente de Wellington, tras evacuar su vivienda al borde del mar.

Richard Maclean, un portavoz del Consejo Municipal de Wellington, señaló que hubo daños estructurales en varios edificios. "Tenemos reportes de cañerías rotas y muchas cosas caídas de escritorios y estantes", comentó a RNZ.

Otros residentes se refirieron a la caída de vidrios de los edificios a las calles y que los hoteles y edificios de apartamentos fueron evacuados. Un portavoz del Consejo Municipal de Christchurch, donde se podían escuchar las sirenas de alerta de tsunami, comentó que "el centro de operaciones de emergencia" está activo.

Varias carreteras en la Isla Sur fueron cerradas y se informó también de daños en las líneas eléctricas y telefónicas.

Agencia Reuters y DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.