Un libro pone en el punto de mira la supuesta homosexualidad del príncipe Felipe de Bélgica