Un líder que cambió las reglas

Marco Dell'Omo
(0)
28 de noviembre de 2013  

ROMA.- "Italia es el país que amo." Con estas palabras, Silvio Berlusconi entró hace 20 años en la política italiana, hecho que más que un ingreso fue una irrupción. Hoy, dos décadas después, el Cavaliere comprobó que ese amor habrá contagiado a muchos, pero no a los senadores que aprobaron su expulsión de la Cámara alta del Parlamento.

Los italianos respondieron positivamente al amore de Berlusconi, quien fue tres veces jefe de gobierno, con resultados alternos y siempre haciendo dribbling entre problemas judiciales y peleas con sus aliados.

De una u otra manera, Berlusconi cambió radicalmente, y para siempre, el sistema político. Hay un antes y un después, por ejemplo, en la dialéctica entre las fuerzas políticas. Hace 20 años, los partidos debieron aprender, y muy rápidamente, a moverse en un sistema bipolar, o sea, más marcadamente derecha-izquierda que en el pasado.

Pero hay otro plano en el que Berlusconi cambió todas las reglas del juego: el de la comunicación política, la manera de llegar a sus votantes. Los viejos partidos debieron aprender a afrontar un líder capaz de imponerse no sólo en el Parlamento, sino sobre todo en los estudios de TV.

Cuando llegaron los 90, Berlusconi hizo un giro copernicano en la política nacional al acercarse a la vieja derecha representada por Gianfranco Fini y al mismo tiempo también a la Liga Norte de Umberto Bossi.

A mediados de la década, cuando Forza Italia ya hacía estragos y a él no lo paraba nadie, el Cavaliere tuvo su primer encontronazo con los jueces, con la operación anticorrupción Manos Limpias, impulsada por el fiscal Antonio Di Pietro. Poco después, Bossi y la Liga Norte deciden salir del gobierno y Berlusconi cayó: primer resbalón como premier.

Tras un período en la oposición, vuelve al poder entre 2001 y 2006. En las elecciones de 2006, perdió ante el nuevo líder de centroizquierda, Romano Prodi, ex democristiano con un perfil opuesto al del Cavaliere .

Pasó el tiempo y Berlusconi logró volver al gobierno, en 2008, con el Pueblo de la Libertad. Luego, paso a paso, estallaron los frentes judiciales acumulados, con el caso de "Ruby Robacorazones" a la cabeza.

Aunque el "adiós" del Senado no es el resultado de los escándalos del "bunga-bunga", de Ruby o de las cenas eróticas en su mansión de Arcore, los "vicios privados" de Berlusconi marcaron sin dudas esta fase de su ocaso político.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.