Un médico que advirtió sobre el SARS está arrestado desde que alertó al mundo

Un hombre se protege con una bolsa de nailon en Shanghai
Un hombre se protege con una bolsa de nailon en Shanghai Fuente: Reuters
Tiene 88 años y está confinado en su casa; sufre neumonía y no le permiten contactarse con el exterior
(0)
10 de febrero de 2020  

ROMA (ANSA).- Antes de Li Wenliang, el médico chino que alertó sobre el coronavirus y que además de ser desoído terminó infectado y murió, otro médico, Jiang Yanyong, había avisado sobre el SARS, y desde entonces está bajo arresto domiciliario.

Jiang, un médico militar del Ejército de Liberación Popular, que tenía grado de general, denunció en abril de 2003, con una larga carta a la Chinese Central Television-4 y a la Phoenix TV de Hong Kong, que el gobierno de Pekín estaba subestimando la epidemia del SARS.

Después de enviar su carta, lo contactaron periodistas de The Washington Post y de The New York Times, que dieron una amplia cobertura a su denuncia y pidieron al gobierno chino dar a conocer la verdad sobre el SARS. Jiang se convirtió en una suerte de héroe nacional, aunque no mucho después el Financial Times descubrió que se le había prohibido hablar con periodistas extranjeros.

A principios de junio del año siguiente el médico, miembro del Partido Comunista chino, escribió otra carta abierta, dirigida al premier Wen Jiabao, al Politburó y a muchos ministros para solicitar un nuevo examen sobre las responsabilidades del gobierno chino por la violenta represión de las protestas de Tiananmen. En esa ocasión las autoridades fueron aún más duras y se supo que el doctor Jiang y su esposa habían sido arrestados.

Ahora, a partir de la irrupción del coronavirus y ante la muerte de Li Wenliang, uno de los primeros en indicar la peligrosidad de la neumonía de Wuhan, el Financial Times intentó volver a contactar a Jiang, pero no tuvo éxito.

Sin embargo, The Guardian logró saber a través de amigos y familiares que el médico se encuentra bajo arresto domiciliario.

Más tarde su esposa, Hua Zhongwei, confirmó que el exgeneral, de 88 años, está confinado en su casa. "No se le permite tener contacto con personas de afuera. Está en casa. No tiene modo de comunicarse con el resto del mundo", dijo.

"Su salud no es buena y tampoco su estado mental", agregó su esposa, que explicó que el médico sufre neumonía y fue sometido a diversos tratamientos el año pasado. "No es oportuno decir más", se lamentó.

The New York Times informó que desde 2013 el médico es periódicamente sometido a confinamiento en su casa y recordó que se le prohibió visitar Estados Unidos para recibir un premio por los derechos humanos. Incluso es señalado como un mal ejemplo porque dañaba los intereses de la nación, de la sociedad y de la comunidad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.