Un mexicano, designado nuevo jefe de la CIDH

Alvarez Icaza asume en medio de las fuertes críticas de líderes de la región al organismo
Silvia Pisani
(0)
20 de julio de 2012  

WASHINGTON.- El mexicano Emilio Alvarez Icaza fue elegido ayer nuevo jefe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en reemplazo del argentino Santiago Cantón, y asumirá en uno de los momentos más críticos de la entidad por las embestidas de gobiernos como Ecuador y Venezuela que intentan limitar sus funciones.

"Lo que nos gusta es que es un hombre que viene de la sociedad civil y que, al igual que Cantón, no se dejará presionar fácilmente por los Estados", dijeron a La Nacion fuentes de la CIDH.

Pese a que no fue elegido por fallo unánime, la impresión es que tendrá suficiente espalda como para resistir también eventuales presiones de la cúpula de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Si bien la comisión forma parte de la estructura de la OEA, se maneja de manera independiente, una condición que le da más transparencia a los informes que realiza.

"La selección fue el resultado de un proceso amplio, abierto, transparente y participativo", señaló la CIDH, que recibió 111 postulaciones. La votación final se produjo sobre un total de cinco candidatos finalistas. El mexicano competía por el cargo con dos peruanos, una estadounidense y un guatemalteco.

Alvarez Icaza, sociólogo de 47 años, se desempeñó hasta hace dos años como jefe de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal de México.

La paradoja es que, para esa comisión de carácter local, contaba con un presupuesto y con recursos mayores de los que cuenta la comisión interamericana, con el agregado de que ahora -debido a la iniciativa de los países de la órbita del ALBA- se los quieren recortar aún más.

"No tiene mucha experiencia internacional, pero sí una vasta trayectoria en la defensa de los derechos humanos desde el campo civil", señalaron las fuentes consultadas por La Nacion.

Alvarez es profesor de posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México (UNAM) e integrante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta mexicano Javier Sicilia.

El mexicano asumirá la secretaría general en reemplazo del argentino Cantón, que renunció luego de una década de ejercicio del cargo para desempeñarse en el Programa de Derechos Humanos del Centro Robert F. Kennedy, en esta ciudad.

La CIDH vive horas delicadas ante el embate de países de la región que, molestos con sus informes, intentan neutralizar su cometido.

Entre los principales críticos se encuentra el presidente venezolano, Hugo Chávez, y dos de sus socios del ALBA, el ecuatoriano Rafael Correa y el nicaragüense Daniel Ortega.

Gobiernos de turno

"La Comisión no trabaja para los gobiernos de turno, sino para la sociedad de los Estados a los que debe supervisar", dijo Cantón antes de partir. El ex secretario clamó para que los diferentes países de la región "trabajen seriamente" para fortalecer la institución y asegurar su independencia de criterio frente a otros estamentos.

"Los principales logros en materia de derechos humanos que se vivieron en las últimas décadas en nuestra región se deben a la Comisión", dijo días atrás el titular de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, al clamar por el fortalecimiento de la entidad.

En esa defensa, Vivanco chocó incluso con el titular de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, a quien muchos reprochan no haber defendido a la comisión con la decisión y la fuerza necesarias.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.