Un país atractivo para el terrorismo

Somalia está virtualmente gobernada por jefes tribales
(0)
20 de diciembre de 2001  

"Pilotos norteamericanos han realizado numerosos vuelos de vigilancia sobre dos campos de entrenamiento en la frontera de Kenya y Somalia", informó días atrás la radio Banaadir desde Mogadiscio, la capital somalí. "Esto es en preparación de un inminente ataque a Somalia", advirtió, en una declaración recogida por la cadena británica BBC.

Ayer, esta posibilidad adquirió mayor entidad, abonada por declaraciones de altos funcionarios del gobierno estadounidense. La ausencia de un gobierno central desde 1991, cuando fue depuesto el presidente Siad Barre, y la presencia en su lugar de jefes tribales y "señores de la guerra" al frente de milicias fuertemente armadas, son fuertes causas de preocupación.

Washington no olvida además la violenta emboscada en que cayó un grupo de Rangers del ejército norteamericano en 1993, en Mogadiscio. Lo que comenzó como una operación para capturar a Mohammed Farah Aidid, jefe de una milicia local, terminó en un sangriento combate de 17 horas en el que 18 efectivos murieron.

La desintegración del país que generan las luchas entre las facciones, así como el absoluto caos institucional, hacen de Somalia -según Estados Unidos- un país atractivo para la acción de grupos terroristas y un posible refugio para la red Al-Qaeda.

Algunos informes señalan incluso que combatientes del grupo local Al-Itihad al-Islamiya, vinculado con Al-Qaeda, abandonaron Afganistán en las últimas semanas para regresar a Somalia, donde intentan movilizar a la población con el apoyo financiero de algunas naciones árabes.

Por otro lado, un débil gobierno de transición fue acordado en agosto del año pasado entre representantes de tribus del país. Al frente de ese gobierno fue nombrado Abdulkassim Salat Hassan, un líder de 59 años frecuentemente acusado de ser un extremista islámico que además no logró poner fin a las disputas internas. Su gobierno, incluso, no es reconocido por algunas de las facciones en pugna.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.