Un país dentro de otro: los sirios buscan rehacer su vida en Turquía

En los últimos tres años llegaron 2.750.000 refugiados, para quienes hay planes de integración
Juan Landaburu
(0)
22 de mayo de 2016  

ANKARA.- La Turquía de Recep Tayyip Erdogan se convirtió lentamente en un blanco de críticas por el creciente autoritarismo presidencial, la persecución a los medios y sus excesivas leyes antiterroristas, que están haciendo tambalear el acuerdo con la Unión Europea (UE).

Pero hay algo en lo que incluso críticos del gobierno, como el Nobel de Literatura Orhan Pamuk, están de acuerdo: es el país que más esfuerzos ha hecho hasta ahora para contener el drama humanitario de los refugiados sirios.

Turquía es el país que más refugiados recibe en el mundo: 2.750.000 sirios llegaron en los últimos tres años, de los cuales aproximadamente el 10% vive en campos. El resto habita en distintas ciudades turcas. En algunas provincias, incluso, hay más población refugiada que local.

"Los sirios constituyen un país dentro de otro país", dice Hamza Tasdelen, vicepresidente de Afar, el organismo que tiene a cargo los 26 campos de refugiados del país.

Es, además, el país que más aportes económicos hizo para contrarrestar el drama humanitario: unos 10.000 millones de dólares en los últimos años.

Por los históricos vínculos entre ambos países, la integración no es tan difícil y Turquía tiene planes ambiciosos. Ya hay unos 300.000 chicos sirios en escuelas públicas, 5000 jóvenes en universidades locales y unos 100.000 adultos tienen permisos oficiales de trabajo. A los chicos en edad escolar se les respeta el idioma árabe y la currícula siria, y luego se les imparte lecciones del idioma turco. Sin embargo, los turcos dicen que necesitan 25.000 millones de dólares para que los sirios tengan en los próximos años el mismo estándar de vida que los turcos. Y saben a quién pedírselo.

"Europa debe reconocer los esfuerzos de Turquía", resalta Tasdelen. Los funcionarios turcos suelen quejarse de que sus pares europeos no hicieron el aporte suficiente y esperan más fondos a cambio de seguir conteniendo la oleada de sirios. Ésa es la base del acuerdo que la UE y Turquía están negociando, y que peligra por las políticas antiterroristas de Erdogan.

A partir de mañana, Estambul será la sede de una inédita cumbre humanitaria convocada por la ONU. Será una nueva oportunidad para que Turquía le reclame al mundo más ayuda con los refugiados sirios. La canciller alemana, Angela Merkel, ya anticipó que espera poder mejorar la coordinación de la ayuda humanitaria entre los países.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.