Un paro amenaza a Chávez

Empresarios y sindicatos protagonizarán una inédita huelga Intentarán paralizar el país durante doce horas para forzar al mandatario a dar marcha atrás con un paquete de medidas Es la primera huelga de empresarios en 44 años
(0)
10 de diciembre de 2001  

CARACAS (DPA).- En lo que se espera será la mayor protesta en tres años de gobierno de Hugo Chávez, los empresarios y sindicatos de Venezuela intentarán paralizar hoy el país durante 12 horas y forzar al mandatario a retroceder en la aplicación de un polémico paquete de leyes.

El paro fue en principio convocado por la mayor agrupación empresarial del país, Fedecámaras, pero recibió el apoyo de centrales obreras, grupos civiles, partidos políticos e instituciones oficiales, como alcaldías. Será la primera vez que los empresarios llaman a un paro de este tipo en 44 años de democracia, y la oposición afirma que será el principio del fin del gobierno de Chávez.

Pese a los intentos de impedir el paro, el gobierno no logró que el sistema bancario garantice que va a funcionar normalmente y, al contrario, sólo operará limitadamente.

El mayor apoyo que recibió Fedecámaras provino de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), que reúne alrededor de un millón de trabajadores en todo el país. La oposición también se sumó a la protesta buscando cercar a Chávez para que cambie su estilo "autoritario" de gobierno.

Los organizadores del paro estiman que con el apoyo recibido, que va desde la CTV, los bancos, comercios, transporte y turismo, se garantiza la paralización de un 90 por ciento de la actividad económica del país. Varios sindicatos de entidades públicas, incluyendo ministerios, dijeron que atenderán el llamado, a pesar de las presiones recibidas desde el gobierno.

El presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona, dijo que el paro es un éxito antes de comenzar porque se alzó una poderosa voz que pide al gobierno una rectificación.

Los empresarios rechazan un paquete de 49 leyes aprobadas por Chávez, porque sostiene que afectan a la propiedad privada.

Chávez dijo ayer en su programa de radio "Aló presidente" que el país marchará con normalidad y que miles de campesinos vendrán a Caracas para apoyar la promulgación de la polémica ley de tierras.

"A Venezuela no la para nadie. De fiesta están los productores, porque llegó la ley y llegó la justicia. Por todos lados vienen piquetes de campesinos. Que vivan los campesinos y la revolución bolivariana", señaló. Chávez enfatizó que no se doblegará ante la presión de los "oligarcas" de Fedecámaras.

"Se equivocaron de hombre y se equivocaron de pueblo. Ellos tratan de desmoronarme, pero nosotros tenemos la fuerza indestructible de la moral", señaló. Agregó que no habrá pacto posible con los empresarios, porque el único "pacto que hay aquí es con el pueblo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.