Un paso simbólico hacia la creación del Estado

Ansgar Haase
(0)
1 de noviembre de 2011  

PARIS.- ¿Primero la Unesco en París y luego las Naciones Unidas en Nueva York? Los palestinos son ahora un miembro pleno de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y esperan que esto los ayude en su lucha por ser reconocidos como un Estado independiente.

La decisión de la Conferencia General de la Unesco demuestra, al fin de cuentas, las relaciones de fuerza en un mundo sin derecho de veto. Un mundo del que no forma parte el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde los viejos poderes siguen contando con derecho a veto.

Para Alemania, Estados Unidos y los otros 12 países que se oponen a la admisión de los palestinos como Estado en la ONU, la decisión de París supone un revés amargo. Para ellos, la admisión de los palestinos sólo podía causar perjuicios en tanto no haya nuevas conversaciones de paz con Israel ni decisión sobre la membresía en la ONU.

La votación de 107 a favor y 14 en contra demuestra el creciente aislamiento de esta posición. Desde hace tiempo hay una amplia mayoría de países que apoyan la denominada "cuestión palestina", afirman círculos cercanos a la Unesco.

Muchos países de la ONU son de la opinión de que algo tiene que moverse de una vez con relación a la cuestión palestina. De hecho, algunos consideraron las advertencias de Estados Unidos acerca del financiamiento del organismo como una mera extorsión, lo que los convenció aún más de votar por el sí.

Estados Unidos aporta el 22% de los fondos de la Unesco, que cuenta con un presupuesto anual de 653 millones de dólares. Poco después de conocerse la decisión de la Unesco, Washington anunció la suspensión de sus aportes y aclaró que dos leyes de principios de los años 90 prohíben a Estados Unidos financiar agencias de la ONU que reconozcan plenamente a Palestina mientras no exista un acuerdo de paz con Israel.

Tras conocer el anuncio de Estados Unidos, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se mostró preocupado sobre las consecuencias económicas de la medida. "Debemos trabajar para encontrar soluciones prácticas para preservar los recursos financieros de la Unesco", dijo Ban, que no quiso opinar sobre la votación en París.

La entrada en la Unesco supone una victoria diplomática para la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en su aspiración de convertirse en Estado soberano en el seno de la ONU, donde el Consejo de Seguridad tiene previsto examinar su candidatura el 11 de noviembre.

El reconocimiento en la Unesco se produce mientras avanzan las consultas en la sede central en Nueva York sobre la solicitud palestina.

Una comisión evalúa actualmente si los palestinos cumplen con los requisitos establecidos en la Carta de la ONU. Pero la demanda presentada por el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, cuenta con el rechazo de Estados Unidos, cuyo veto en el Consejo de Seguridad echaría por tierra la iniciativa palestina.

El "regreso" de EE.UU.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos le da la espalda a la Unesco. Ya lo había hecho en 1984, cuando adujo una politización antioccidental y un gerenciamiento ineficiente. Estados Unidos regresó en 2003.

Ahora, la Unesco teme que no haya un segundo "regreso". Las reacciones en Estados Unidos y en Israel auguran que esa "retirada" podría ser definitiva.

"La votación es lamentable, prematura, y socava nuestro objetivo compartido en favor de una paz integral, justa y duradera en Medio Oriente'', dijo en Washington la vocera de la Casa Blanca, Victoria Nuland.

"Estados Unidos mantiene firme su apoyo al establecimiento de un Estado palestino independiente y soberano, pero éste sólo podrá concretarse mediante las negociaciones directas entre los israelíes y los palestinos", apuntó. Según Nuland, Estados Unidos mantendrá su calidad de miembro y su participación en la Unesco, aunque no explicó cómo podrá hacerlo sin pagar la cuota.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, también mostró su indignación ante la estrategia seguida por los palestinos ante la Unesco. "Desafortunadamente, los palestinos continúan negándose a negociar con nosotros", dijo en un discurso ante el Parlamento. "En lugar de avenirse a la mesa de negociaciones, decidieron formar una alianza con Hamas y adoptar medidas unilaterales en las Naciones Unidas", afirmó Netanyahu.

En el otro lado de la balanza, Abbas se mostró satisfecho con la decisión de la Unesco. A través de un vocero en Ramallah, el presidente de la ANP dijo que la admisión de Palestina "es una victoria del derecho, de la justicia y de la libertad".

"Este es un momento histórico que le devuelve a Palestina algunos de sus derechos", afirmó al término de la votación el ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riyad al-Malki, que aclaró que ayudará a proteger algunos patrimonios históricos.

Se espera que el gobierno palestino pida ahora el reconocimiento como Patrimonio Mundial de la Humanidad de lugares como Belén, Hebrón, Jericó, la Tumba del Patriarca y la mezquita de Ibrahim, ubicados en territorios ocupados por Israel.

Los anteriores esfuerzos de la ANP en este sentido fracasaron en la Unesco porque la organización no consideraba a Palestina un Estado. A pesar de que el estatus de lugar protegido por la Unesco no tiene impacto territorial, sí supone un fuerte impulso para la industria turística, entre otros beneficios.

DIXIT

"Los palestinos decidieron adoptar medidas unilaterales en las Naciones Unidas; no nos vamos a quedar de brazos cruzados ante este tipo de movimientos que dañan a Israel"

BENJAMIN NETANYAHU. Primer Ministro de Israel

LA ARGENTINA, CON UN VOTO A FAVOR

PARIS (Télam).– El embajador argentino ante la Unesco, Miguel Angel Estrella, justificó ayer el voto argentino a favor de la admisión de Palestina como miembro pleno de ese organismo de la ONU. "La Unesco debe ser el organismo por excelencia para la apertura de ideas y conocimiento", afirmó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.