Un pedido del Papa por Pinochet causa polémica