Un perro conmueve a Italia: su dueña murió y la espera a diario en una iglesia