Un poderoso tornado dejó al menos diez muertos en EE.UU.