Un polémico decreto autoriza "vigilar" ONG

El jefe de Gabinete, Onyx Lorenzoni, y Bolsonaro, ayer, en el Planalto
El jefe de Gabinete, Onyx Lorenzoni, y Bolsonaro, ayer, en el Planalto Crédito: Eraldo Peres
(0)
3 de enero de 2019  

BRASILIA (AFP).- El gobierno brasileño supervisará las actividades de organismos internacionales y de organizaciones no gubernamentales (ONG), según un decreto del presidente Jair Bolsonaro difundido ayer.

La Secretaría de Gobierno, dependiente de la Presidencia, tendrá entre sus competencias "supervisar, coordinar, vigilar y seguir las actividades y las acciones de los organismos internacionales y de las organizaciones no gubernamentales en el territorio nacional", indica el decreto. La decisión provocó críticas de varios sectores.

"La Secretaría de Gobierno de la Presidencia siempre tuvo un papel de interlocución con la sociedad civil (...), nunca de control", afirmó Juana Kweitel, directora ejecutiva de Conectas, una entidad enfocada en la defensa de los derechos humanos. "La libertad de acción de la sociedad civil es esencial para la democracia", agregó.

José Miguel Vivanco, director de la división para América de Human Rights Watch (HRW), subrayó el uso de los verbos "supervisar" y "vigilar". "Si el propósito fue facilitar una relación constructiva entre organizaciones internacionales y ONG y el alto nivel de gobierno, esto sería bienvenido. Sin embargo, lo que me preocupa es el uso de los términos 'supervisar' y 'vigilar', que sugieren una falta básica de comprensión del papel independiente de estas entidades.

La misma ordenanza contiene otros puntos polémicos, como el traspaso de la demarcación de tierras indígenas a manos del Ministerio de Agricultura y la exclusión de la población integrante de los movimientos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) como beneficiaria de las políticas destinadas a la promoción de derechos humanos del recién creado Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.