Un sombrío día a día para las embarazadas del norte de Brasil