Una amenaza que aísla, pero no asfixia

Daniel Lozano
Daniel Lozano PARA LA NACION
(0)
5 de enero de 2019  

El Grupo de Lima golpeó tan fuerte como se esperaba pero no jugó su penúltima carta. Con la excepción de México , 13 de los 14 cancilleres de los países confirmaron que no reconocerán presidente a Nicolás Maduro el 10 de este mes, y que redoblarán las medidas contra los funcionarios chavistas sin, de momento, romper las relaciones diplomáticas con Caracas .

Es una vía intermedia que se suma a lo decidido por los países de la Unión Europea , que todavía esperan que la oposición avale su decisión de no abandonar ni al país, ni a los dirigentes democráticos ni a sus emigrantes, pero manteniendo la máxima presión contra Caracas.

Los cancilleres midieron sus palabras para no situar a la Asamblea Nacional entre la espada y la pared, cuando precisamente hoy asume como nuevo presidente parlamentario el diputado Juan Guaidó, militante de la Voluntad Popular del preso político Leopoldo López.

Los más radicales de la oposición exigen el harakiri político de Guaidó, presionándolo para que se autoproclame presidente de la República, lo que lo llevaría de inmediato a seguir los pasos de su jefe político y de correligionarios como Freddy Guevara (asilado en la Embajada de Chile), Carlos Vecchio y David Smolansky (en el exilio).

"El Grupo de Lima no hizo ningún pedido a la Asamblea, el único es a Maduro para que le transfiera el Poder Ejecutivo. Con ello se reconoce que no bastan decisiones de la Asamblea para producir el cambio político", resume el jurista José Ignacio Hernández.

Venezuela vive una cuenta regresiva vertiginosa , que la convertirá la semana que viene en un país con un presidente de facto.

La toma de posesión viene precedida de constantes movimientos en el tablero geoestratégico, liderados por Colombia y Estados Unidos de un lado y por Rusia y Cuba del otro.

En el bando prochavista militan también Bolivia , Nicaragua ( Daniel Ortega reprimió con tal dureza el año pasado a los estudiantes que la OEA también planea sancionar a su gobierno), China (principal socio económico de la revolución bolivariana) y Turquía (beneficiada con la compra del oro del Arco Minero venezolano y por la exportación de alimentos baratos).

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.