Una bomba que tomó a todos por sorpresa