Una cumbre dominada por la agitación en Medio Oriente

La "primavera árabe" y la cuestión palestina, en el centro de la agenda
(0)
19 de septiembre de 2011  

NUEVA YORK.- Hoy, cuando los líderes del mundo empiecen a llegar a la sede de las Naciones Unidas, todos los reflectores estarán apuntando a los palestinos y su pedido de membresía. Sin embargo, la ONU espera que la luz también se derrame sobre otros acuciantes temas globales, como las enfermedades, la seguridad nuclear, el terrorismo y las repercusiones de la "primavera árabe".

El secretario general Ban Ki-moon dijo que estos encuentros de máximo nivel tienen lugar "en momentos de extrema inestabilidad y enorme ansiedad", debido a la hambruna en Somalia, la agitación en Medio Oriente y la crisis económica mundial que sigue sacudiendo a bancos, empresas, gobiernos y familias.

La sesión ministerial estará casi con certeza dominada por la solicitud de reconocimiento internacional del Estado palestino. Más de 120 de los 193 países miembros de la ONU ya han reconocido al Estado palestino según las fronteras de 1967 con Israel.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, dijo el viernes pasado que buscará la aprobación de Palestina como miembro número 194 de las Naciones Unidas, una jugada que seguramente desatará un enfrentamiento diplomático con Israel y Estados Unidos, su inquebrantable aliado (ver aparte). Estados Unidos tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad y debe dar su aprobación.

Abbas parece haberse dejado márgenes de maniobra, ya que dijo que no descartaba otras opciones, aunque no aclaró cuáles. Podría tratarse de que el estatus de Palestina en la ONU sea elevado de la categoría de "observador no miembro" a "observador Estado no miembro", como la Santa Sede, un objetivo más asequible y que Estados Unidos no podría vetar.

El premier israelí, Benjamin Netanyahu, que acusó a Abbas de evitar la negociación directa, volará a Nueva York para reiterar su compromiso con la paz y retomar las negociaciones con los palestinos.

"La paz no se alcanza con acercamientos unilaterales a la ONU o con el apoyo de la organización terrorista Hamas", dijo Netanyahu, en una referencia al acuerdo entre Abbas y el grupo extremista que gobierna Gaza para reunir a sus gobiernos rivales. "La paz sólo podrá alcanzarse negociando directamente con Israel", añadió el premier israelí.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también estará presente, y hay esperanzas de que quizá los líderes palestinos y de Israel puedan encontrarse en privado.

Otros líderes mundiales también pedirán que se les preste atención, entre ellos el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, que ha sido debilitado por los líderes religiosos de su país después de que intentara ampliar sus poderes. Antes de volar a Nueva York, la justicia de Irán frustró el pedido de Ahmadinejad por la liberación de dos turistas norteamericanos. El presidente de Rusia, Dimitri Medvedev; el francés Nicolas Sarkozy; el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente de Afganistán, Hamid Karzai, también intentarán ganarse la atención de la prensa.

Lo mismo harán los manifestantes a favor de la independencia palestina, los opositores a Ahmadinejad y quienes exigen la salida de las fuerzas de paz de la ONU de Haití.

Por razones obvias, Muammar Khadafy, que en 2009 pronunció ante la asamblea un errático discurso de 96 minutos y provocó un escándalo al dejar armada su carpa estilo beduino en un terreno del magnate inmobiliario Donald Trump, no estará presente. La ONU ya reconoció al Consejo Nacional de Transición como el legítimo gobierno de Libia.

En su debut en el foro, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff hará historia: será la primera mujer en abrir la Asamblea General, el miércoles.

En los encuentros complementarios, Francia, que encabeza el Grupo de los Ocho (G-8), presidirá mañana una reunión sobre los cambios en Medio Oriente. Además de los miembros del G-8, participarán Túnez, Egipto, Marruecos, Jordania y Libia, y otros países árabes y europeos clave, además de miembros de la ONU, el FMI y el Banco Mundial.

Más temprano, se realizará una reunión de alto nivel para dar apoyo al Consejo Nacional de Transición de Libia.

LOS PASOS

1 Entidad observadora.

Actualmente, los palestinos tienen el estatus de entidad observadora. Después de 1998, se amplió su papel para permitir a los diplomáticos palestinos participar en algunas conferencias, pero sin derecho a voto en la Asamblea General.

2 Reconocimiento.

Desde que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, anunció que pediría este año el reconocimiento del Estado palestino, más de 100 países dieron su visto bueno, un número suficiente para que el debate llegara a la Asamblea, en la que están representados 193 países.

3 Consejo de Seguridad.

Para convertirse en Estado de pleno derecho en la ONU, el Consejo de Seguridad, de 15 miembros, debería aprobar la solicitud, como ya hizo con Sudán del Sur.

4 Veto de EE.UU.

Estados Unidos, uno de los cinco países con poder de veto en el Consejo, se opondrá a la solicitud palestina porque dice que pone en peligro los esfuerzos de paz de las últimas décadas. Washington opta por un diálogo directo entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina.

5 Opción alternativa.

Si el Consejo de Seguridad rechaza la solicitud, los palestinos pueden pedir a la Asamblea General elevar su estatus de "entidad" a "Estado" observador -como el Vaticano-, sin derecho a voto, pero con más atribuciones.

Edith M. Lederer

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.