Una decisión del Papa enoja a las víctimas

abusos. Le rechazó la renuncia a un cardenal francés acusado de encubrimiento
(0)
20 de marzo de 2019  

ROMA.- En línea con lo que siempre dijo sobre la necesidad de respetar el principio de "presunción de inocencia", el Papa no le aceptó la renuncia al cardenal francés Philippe Barbarin, que fue condenado el 7 de marzo pasado a seis meses de prisión en suspenso por encubrir a un sacerdote pedófilo .

En medio de gran expectativa por un caso que tuvo gran repercusión en Francia, Barbarin, arzobispo de Lyon y el más alto dignatario de la Iglesia del país ya que es "primado de las Galias" (un antiguo título honorífico), le había presentado anteayer a Francisco su dimisión en una audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano .

"Invocando la presunción de inocencia, él no ha querido aceptar esa renuncia", reveló el alto prelado ayer en un comunicado en el que también hizo saber que Francisco le dejó la "libertad" para que tomara la mejor decisión para la diócesis de Lyon. En virtud de esto, bajo su sugerencia y debido a que la Iglesia de Lyon desde hace tres años se encuentra sacudida por el escándalo de los abusos cometidos por el sacerdote Bernard Preynat, silenciados por la jerarquía, decidió dejar por un tiempo la conducción de la diócesis a su vicario general.

La decisión del Papa enfureció en Francia a los grupos de víctimas, que consideran a Barbarin, prelado conservador, de 68 años, un símbolo de la omertá (el silencio mafioso) que reinó durante décadas en la Iglesia Católica ante el horror de los abusos sexuales de menores. "Me parecía improbable que [el Papa] pudiera cometer semejante error. Es increíble", reaccionó en declaraciones a AFP François Devaux, cofundador de la asociación de víctimas Palabra Liberada. "Yo creo que este hombre logrará matar a la Iglesia", agregó. Otro integrante de la asociación, Pierre-Emmanuel Germain-Thill, fustigó una decisión "chocante" y "un nuevo paso en falso" por parte de Francisco.

La Conferencia Episcopal de Francia, en una declaración en la que tomó inusualmente distancia, se expresó "sorprendida" ante una situación "inédita".

El 7 de marzo pasado Barbarin dijo que apelaría la condena a 6 meses de prisión en suspenso que recibió por encubrir a un sacerdote abusador, algo sin precedente. Durante el juicio, aseguró que nunca había tratado de esconder unos hechos que calificó como "horribles" y aseguró que aunque había oído rumores, se enteró de los abusos cometidos por el párroco de su diócesis en 2014.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.