Una mujer kamikaze atacó en Jerusalén

Es la primera vez que grupos radicales palestinos no eligen a un hombre para perpetrar un atentado de este tipo en Israel
(0)
28 de enero de 2002  

JERUSALEN.- Por primera vez en el conflicto entre israelíes y palestinos, los grupos radicales islámicos enviaron ayer a una mujer a perpetrar un atentado suicida en el centro de Jerusalén, en el que murió un israelí y al menos 149 personas resultaron heridas.

A pesar del fuerte dispositivo de seguridad y del alerta máximo que impera en la zona desde hace varios días, la mujer logró eludir la vigilancia policial e hizo estallar los explosivos que llevaba adosados a su cuerpo en la calle Jaffa, la principal de la ciudad.

La explosión se produjo a sólo 100 metros del cruce donde, el martes último, un palestino abrió fuego contra una multitud, matando a dos mujeres e hiriendo a 40 personas antes de ser abatido por la policía. Muy cerca (apenas 20 metros), también, se encuentra la pizzería Sbarro, donde un kamikaze del movimiento terrorista Hamas mató a 15 personas en agosto del año pasado.

En el ataque de ayer murió un israelí de 81 años, Pinhas Tokatli, en tanto un centenar de personas fueron hospitalizadas, tres de ellas con heridas graves, según fuentes médicas.

En Beirut, la televisión del movimiento chiita libanés Hezbollah anunció que la mujer era una estudiante de la universidad Al Najah, en la ciudad cisjordana de Nablus, de donde ya salieron varios terroristas suicidas.

Al cierre de esta edición ningún grupo había reivindicado el atentado, en tanto la identidad de la autora también estaba en duda. Expertos forenses, sin embargo, confirmaron que se trataba de una mujer al investigar los restos de su cadáver, que quedó prácticamente despedazado por el potente artefacto que llevaba encima.

Infarto

La calle de Jaffa está flanqueada por numerosas tiendas y las estrechas veredas suelen estar atestadas de peatones, especialmente al mediodía. Ayer, domingo (primer día laborable en Israel), estaban repletas de gente cuando estalló la bomba, a las 12.25 (hora local), que también destrozó los vidrios de varios establecimientos e incendió por lo menos un comercio.

Hama Gidon, que trabaja en una tienda de ropa y resultó levemente herido, relató: “Todos los maniquíes salieron volando y yo también; la gente caía y por todas partes volaban vidrios”.

Algunas personas fueron internadas en estado de shock, y el propio jefe de policía de Jerusalén, Mickey Levy, sufrió un infarto y tuvo que ser operado de urgencia.

Levy, de 40 años, sintió súbitamente un fuerte dolor en el pecho mientras visitaba la escena del atentado, y tras ser trasladado al hospital Bikur Holima tuvo que ser intervenido en el momento, ya que se le diagnosticó un ataque cardíaco.

Los médicos que lo atienden dijeron que su condición es grave pero estable, y atribuyeron el infarto a la extrema tensión que ha sufrido el funcionario ante la crítica situación imperante en la ciudad.

El atentado supuso un duro golpe para la población civil israelí, que ha sufrido en menos de dos semanas cuatro ataques mortales en centros urbanos. Se produjo, además, pocos días después que el grupo terrorista Hamas amenazara con una “guerra total” contra Israel.

Si bien ningún grupo se adjudicó el atentado, Israel consideró al líder palestino Yasser Arafat como el principal responsable, y advirtió que se prepara para responder al ataque.

“Arafat es responsable porque alienta a los terroristas a cometer actos suicidas”, declaró a la agencia AFP Raanan Gissin, vocero del primer ministro israelí Ariel Sharon. “Continuaremos desmantelando sistemáticamente la infraestructura terrorista”, agregó.

La dirección palestina, por su parte, condenó enérgicamente en un comunicado el atentado y pidió el regreso inmediato a la región del emisario norteamericano, Anthony Zinni, para intentar poner fin a la escalada de la violencia que cada vez se parece más a una guerra abierta.

En tanto, en otro hecho que agudizó aún más la tensión, una multitud de palestinos logró liberar ayer a siete activistas, entre ellos Yahya Daamsa, uno de los hombres más buscados por Israel, de una cárcel de Belén.

Dos veces sobreviviente

  • JERUSALEN (ANSA).- Un sobreviviente del atentado a las Torres Gemelas en Nueva York resultó herido ayer en el ataque en Jerusalén. Mark Sokolov, de 43 años, se encontraba en un negocio de zapatos cuando escapó por segunda vez a la muerte.Vendado en una cama de hospital, pero sin heridas graves, el dos veces sobreviviente relató a la TV que después del 11 de septiembre quiso visitar Israel para dar testimonio de su fe judía. Sokolov, que reside en Woodmere, Long Island, estaba en el segundo rascacielos del World Trade Center cuando sucedió la tragedia, pero resultó ileso pues logró escapar antes del impacto.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?