Una ola de ataques xenófobos deja 24 muertos en Sudáfrica