Unicef lanza una cruzada por los damnificados