Sigue la violencia. Unos 35 muertos en cuatro atentados en Irak