Uruguay dejó una reunión de la OEA en desacuerdo por Venezuela

Rechazó la presencia del enviado de Guaidó al organismo
(0)
28 de junio de 2019  

MEDELLÍN.- La delegación uruguaya abandonó ayer la 49a Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos ( OEA ), que se celebra estos días en la ciudad colombiana de Medellín, por la presencia del embajador del autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó .

Gustavo Tarre fue designado en abril pasado por Guaidó para encargarse de la representación venezolana en la OEA, organización regional que el gobierno de Nicolás Maduro abandonó por considerar que sigue los dictados de Estados Unidos.

La presencia de Tarre fue rechazada por varias delegaciones durante la sesión plenaria de ayer, entre ellas, Bolivia, uno de los pocos aliados que Maduro retiene en la región, México y Uruguay, que optaron por mantener una postura neutral ante la crisis política en Venezuela.

El jefe de la delegación uruguaya, Ariel Bergamino, fue el más contundente de todos al anunciar que, ante la negativa del resto de los Estados miembros a rechazar a Tarre como delegado venezolano, su equipo se retira del cónclave hemisférico.

"Si esta Asamblea General convalida estas credenciales está, por la vía de los hechos, reconociendo un nuevo gobierno de Venezuela. Y en eso Uruguay no puede transar, ni debería permitirlo ninguna nación democrática de este continente", dijo Bergamino.

El delegado uruguayo defendió que, a pesar de la "excesiva laxitud" con la que la OEA está interpretando sus propias normas en "estos tiempos", "intentar imponer el reconocimiento como legítima representante de Venezuela a esa delegación es, ni más ni menos, que un avasallamiento de la legalidad".

"Nos retiramos de esta reunión, pero no nos retiramos de la OEA", aclaró Bergamino.

Tarre, que recibió el respaldo de la mayoría de los países presentes, le restó importancia al desaire uruguayo. "Nosotros tenemos el apoyo de las inmensas mayorías de las democracias. El apoyo de Nicaragua o Bolivia nos importa muy poco, como el de Rusia y Turquía", dijo el dirigente venezolano.

La Asamblea General de la OEA arrancó anteayer con Venezuela en el punto de mira. Su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, instó a los Estados miembros a aumentar la "presión" sobre la "dictadura" de Maduro para forzar su salida.

En tanto, el presidente boliviano, Evo Morales, urgió a centrar la atención en otros temas, al apuntar al éxodo centroamericano que dejó ver esta semana su rostro más trágico en la foto del joven salvadoreño con su hija ahogados en su intento de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

La OEA fue uno de los campos de batalla de la crisis política venezolana. El 27 de abril pasado debería haber surtido efecto la salida de Venezuela, notificada dos años antes por el gobierno de Maduro, pero el 8 de febrero Guaidó envió una carta para permanecer en la organización regional bajo su representación.

Agencias DPA y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.