De visita en la región, el Papa optó por la neutralidad

Su vocero se limitó a decir que sigue con atención la situación en Venezuela
Elisabetta Piqué
(0)
25 de enero de 2019  

ROMA.- En un momento delicadísimo y encontrándose justo muy cerca del escenario del conflicto, el papa Francisco prefirió ayer mantenerse neutral y no pronunciarse sobre el dramático giro que hubo en Venezuela.

"El Santo Padre, informado en Panamá de las noticias provenientes de Venezuela, sigue con cercanía el desarrollo de la situación y reza por las víctimas y por todos los Venezolanos", dijo su vocero interino, Alessandro Gisotti, en un comunicado. "La Santa Sede apoya todos los esfuerzos que permitan ahorrar ulterior sufrimiento a la población", agregó, desde Panamá.

Escueto, pero minuciosamente estudiado y diplomático, el comunicado no aclaró si el Vaticano reconoce, o no, al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que anteayer se proclamó presidente encargado del país.

¿Por qué? "Porque el Vaticano, en un momento más que sensible y crucial, quiere seguir siendo un canal abierto para el diálogo y para ayudar a una salida pacífica", explicó a la nacion una fuente vaticana.

Si bien la combativa Conferencia Episcopal Venezolana sí tomó partido, ya que consideró "ilegítimo" el segundo mandato de Nicolás Maduro, llamó a la gente a movilizarse y respaldó a Guaidó, "el Vaticano está en otro plano y juega otro rol", señaló la fuente.

Justamente por eso, el 10 de enero pasado envió a un representante de bajo nivel -monseñor George Koovakod, encargado de negocios-, a la ceremonia de asunción de Maduro, boicoteada por casi todo Occidente.

Aunque pueda parecer que hay distancia entre el Vaticano y los obispos venezolanos, en el Vaticano aseguran que no la hay. "La Santa Sede y los obispos del país siguen trabajando juntos para ayudar a los venezolanos, no hay división", aseguró a la nacion la misma fuente.

En Panamá, durante un viaje en el cual nadie se esperaba que iba estallar la "bomba" venezolana, el Papa, que en 2016 fracasó en un intento de mediación entre el régimen y la oposición, pero que nunca dejó de pedir diálogo y vías institucionales y pacíficas para solucionar la crisis, ahora solo pudo decir que sigue de cerca el tema. No mencionó ni a Maduro, ni a Guaidó. Pero dijo que "apoya todos los esfuerzos que permitan ahorrar ulterior sufrimiento a la población", una frase clave.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.